Panorama

Ley de Hospitales: así están los principales nosocomios de la provincia

Los interventores de los centros asistenciales fueron ratificados como directores. Cambios a partir de la nueva normativa.

Luego de ser aprobada en la Legislatura, ya entró en vigencia la modificación a la Ley de Descentralización de Hospitales y se transformó en el puntal de la nueva política sanitaria del gobierno de Alfredo Cornejo. Tras declarar la Emergencia en el área a principios de año, la normativa reformuló la estructura de los nosocomios, que ahora tienen a sus directores ya ratificados en sus puestos (luego de haber sido por seis meses interventores).

Apoyado por los dos partidos mayoritarios de la provincia, el texto tuvo como principal cambio la decisión de que las compras “grandes” de los centros asistenciales ahora deberán ser autorizadas por el Ministerio de Salud, cuando antes eran efectuadas directamente por cada hospital.

“Con la nueva Ley trabajaremos de forma permanente con el Ministerio, ya que la comunicación será más fluída”, sostuvo Luis Ángel Vergani, el director del Hospital Schestakow, de San Rafael.

El profesional explicó que desde que comenzó su gestión buscaron solucionar “los problemas que actúan en contra de la prestación de servicios”. De esta manera, la provisión de insumos mejoró, no hubo más suspensión de cirugías y actualmente se compra “mejor”, por lo que consideró que las dificultades se remediaron en un 90%.

Luis Ángel Vergani, director del Schestakow.

Vergani ejemplificó que anteriormente un suero que se obtenía por $24 ahora se consigue por $14, y relató que el nuevo esquema de pago a 60 días a los proveedores generó que en las licitaciones hubieran interesados, ya que a principio de año quedaban sin oferentes.

Por otra parte, el responsable del nosocomio más importante del sur mendocino destacó que por primera vez desde 1980 (año de inauguración del nuevo edificio) las calderas funcionan en su totalidad y están habilitadas por la Subsecretaría de Trabajo. Luego de una inversión de $500 mil, el sistema se perfeccionó.

Finalmente, Vergani contó que están trabajando con el arquitecto sanitario Leonardo Armentano para refuncionalizar el hospital, de manera tal que los servicios ambulatorios se ubiquen todos en planta baja y, así, no recargar los ascensores y mejorar la atención global.

El titular del Notti, Raúl Rufeil, resaltó la importancia de que los centros asistenciales sean más “controlados” por el Ministerio. Además, consideró que las compras en conjunto con los otros nosocomios resulta trae consigo un precio más competitivo.

El Hospital Notti. Foto: Yemel Fil.

El médico explicó que el Carrillo ha servido de salvataje para el Notti en las patologías de primer y segundo nivel, pero que en las de tercera categoría (las que requieren internación y/o son más graves) están saturados. En cuanto a la falta de camas que había a principios del invierno, Rufeil señaló que en estos momentos hay más de veinte libres.

El Hospital Lagomaggiore fue el que estuvo en el ojo de la tormenta durante mucho tiempo, debido a la desidia en cuanto a su manejo y organización. Su actual referente, Mario Bustos Guillén, se mantuvo en la línea crítica y manifestó (sin especificar detalles) que se han realizado muchos progresos.

El Lagomaggiore es uno de los nosocomios con más falencias.

“Veníamos de un período muy duro, con un hospital desabastecido. Actualmente contamos con insumos, principalmente medicación, y se ha puesto al día la deuda de antes del 15 de diciembre; con la actual estamos casi al día”, relató.

Bustos Guillén afirmó que todavía “hay mucho para hacer”, pero sentenció que “lo que no se ha hecho en años no se puede hacer en pocos meses”.


¿Creés que con esta modificación mejorará la atención en hospitales?

Te Puede Interesar