investigación

Turquía: destituyen a 3.000 jueces por el fallido golpe

Además, se ha emitido una orden de detención contra nueve jueces del Tribunal Supremo.

Tras el intento de golpe de Estado en Turquía fueron destituidos 2.745 jueces del país, informó hoy la agencia de noticias estatal Anadolu. Además, se ha emitido una orden de detención contra nueve jueces del Tribunal Supremo, una decisión que se ha tomado después de la reunión celebrada para discutir las medidas disciplinarias contra los sospechosos de tener vínculos con el intento de golpe. Un alzamiento que todavía no se ha atribuido ningún grupo, pero del que el presidente Erdogan responsabiliza a su antiguo aliado y ahora enemigo Fethullah Gülen (autoexiliado en Estados Unidos) y a su cofradía islámica, a los que el mandatario lleva años acusando de haber creado una "estructura paralela" dentro del Estado con el objetivo de derribarle.

Más de 2.800 militares, entre ellos varios oficiales de alto rango, han sido detenidos por su relación con el intento de golpe de Estado en Turquía, en el que han muerto 265 personas, entre ellas 104 presuntos golpistas y 47 civiles, según ha informado el entorno del presidente Recep Tayyip Erdogan. El Gobierno ha dado por sofocado el alzamiento, fracasado fundamentalmente por la resistencia de la población en las calles. Aún no está claro quién está detrás de la intentona de golpe, que ha dejado también 1.440 heridos. Pero la inestabilidad permanece en las principales ciudades del país, la capital, Ankara, y Estambul. El Gobierno ha llamado a sus seguidores a que continúen en la calle para evitar nuevas intentonas golpistas.

Este sábado, cuando numerosos ciudadanos todavía están en las calles, Erdogan ha enviado un mensaje de texto a todos los móviles turcos —"Levántate por la democracia", rezaba—, animando a la población a seguir movilizándose contra el alzamiento.

El presidente compareció esta madrugada ante los medios y, después, ante los miles de ciudadanos congregados en el aeropuerto de Estambul, donde había aterrizado procedente de la costa, donde estaba pasando sus vacaciones. Allí, ante la multitud que le jaleaba, acusó a una “estructura paralela” de perpetrar el alzamiento, en una clara referencia a los gülenistas. Gülen, en un comunicado, ha rechazado cualquier sugerencia a sus vínculos con los hechos y ha condenado "en los términos más enérgicos, el intento de golpe de Estado militar en Turquía".

Fuente: DPA y El País

Te Puede Interesar