Grave

Cárceles: la Nación denunció penalmente a Mendoza por "torturas"

La Procuraduría de Violencia Institucional investiga "presunto delito de tortura" en San Felipe y B. Sur Mer. Sitio Andino te trae el texto completo de las denuncias penales.

La discusión por el estado de las cárceles mendocinas parece no tener fin. Ahora, la Nación denunció penalmente al Gobierno provincial por el presunto delito de tortura en dos prisiones locales.

La Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN), órgano dependiente del Ministerio Público Fiscal de la Nación, cayó sobre el Servicio Penitenciario y sumó, junto a las denuncias, tres hábeas corpus colectivos.

El 9 de junio, integrantes de la PROCUVIN más miembros del Sistema Interinstitucional de Control de Unidades Carcelarias (presidido por Gustavo Hornos, Juez de la Cámara de Casación), visitaron Boulogne Sur Mer y San Felipe. En la inspección, encontraron un sinfín de situaciones que los llevó a realizar las acusaciones correspondientes, con el objetivo de encontrar rápidamente soluciones al respecto.

En extensas fundamentaciones, el organismo detalla las condiciones de los internos de distintos sectores en ambos penales, particularmente el Pabellón 18 de Boulogne Sur Mer y el 5B de San Felipe.

Boulogne Sur Mer fue una de las prisiones señaladas. Foto: Yemel Fil.

En los lugares realizaron entrevistas confidenciales con los presos, aunque en algunas ocasiones no se lograron porque el personal de requisa no se apartaba de la zona, y se quedaban allí con “actitud intimidante”.

“Uno de los detenidos nos mostró que para ducharse o lavar su cabello cuenta con una botella de plástico. Luego coloca la misma sobre la pileta con el pico dirigido hacia el inodoro y deja caer el agua fría desde la base al inodoro mientras al caer toman con la otra mano lo que pueden y se lavan el pelo y el cuerpo”, explicitaron sobre un caso visto en el Pabellón 18, en el que se encuentran personas con sanciones disciplinarias o bajo medidas de resguardo de integridad física.

La denuncia completa por el estado del Pabellón 18 en Boulogne Sur Mer.

Por otro lado, en ese espacio los presos expresaron que a veces permanecen las 24 horas encerrados en la celda, y que los horarios de recreación no se cumplían. Además, no reciben atención médica y psicológica, las condiciones de higiene son inexistentes y no realizan ninguna educativa o laboral.

San Felipe también recibió una denuncia.

Lo ocurrido en el Pabellón 5B de San Felipe es similar. Allí conviven adultos con los denominados “jóvenes adultos”, que son aquellos que fueron condenados cuando eran menores y luego superaron los 18 años dentro de la prisión.

Sobre este recinto, la denuncia consideró que “los detenidos se encontraban sometidos a la falta de agua, de atención médica, de servicios sanitarios, al confinamiento en instalaciones inseguras, oscuras e infectas, lo que se agrava por la imposibilidad material de reclamar ante las autoridades judiciales por estas circunstancias”.

Las condiciones de los penales mendocinos son analizadas por los organismos nacionales e internacionales. Foto: Sitio Andino.

La denuncia completa por el estado del Pabellón 5B de San Felipe.

Tras todas estas consideraciones, desde PROCUVIN manifestaron que las autoridades del Servicio Penitenciario no respetan las “Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mandela)”, aprobadas por la Asamblea General de la ONU. También, se ignora la importancia del artículo 18 de la Constitución, que establece que “las cárceles serán sanas y limpias (…)”, frase que toma mayor fortaleza luego de la sanción de la normativa apuntada anteriormente.

Las denuncias fueron tomadas por la Fiscalía de Delitos Complejos y tuvieron adjuntadas CDs con fotografías de los penales. Para tratar de darle mayor rapidez a la resolución de esto, la institución formuló tres hábeas corpus (uno de los cuales ya fue aceptado), con la intención de que la Justicia local actúe rápidamente y exhorte al Gobierno de modificar las condiciones de las cárceles.

Te Puede Interesar