TORMENTAS

Alta montaña: Los 5 mandamientos del buen conductor

El paso internacional nunca fue noticia en verano, hasta hoy. El aumento de lluvias y deshielo cambió las cosas por lo que SITIO ANDINO te trae los 5 consejos que no podés desconocer

Por Sección Sociedad

Normalmente, el verano no es una temporada en que alta montaña sea noticia. Luego de las intensas nevadas del invierno, cuando el paso internacional se abre o cierra según el clima, las altas temperaturas de diciembre y enero nunca se llevaron titulares: hasta ahora.

En este verano 2016, la cantidad de precipitaciones y las altas temperaturas con fuerte deshielo en alta montaña han provocado, en más de una ocasión, desprendimientos y aludes que han cortado la Ruta Nacional Nº 7.

Este jueves, el paso volvió a cerrarse esta vez por falta de agua en Horcones y por precaución ante el anuncio de un frente de tormenta que podía llegar desde el Pacífico Sur pero que finalmente no ocurrió. El túnel internacional se reabrió y se encuentra habilitado con precaución.

Cuidados para transitar en alta montaña

La Dirección Provincial de Vialidad tiene una serie de recomendaciones que sirven para tener en cuenta en este verano en que "El Niño" está descargando una mayor cantidad de agua que el promedio de enero, tanto en precipitaciones como en deshielo. 

  • 1- Revisión general del vehículo

Es sumamente importante mantener en perfecto estado los frenos, la dirección y el dibujo de los neumáticos. Las bajas temperaturas demandan revisar a diario las condiciones y el nivel del anticongelante y de las escobillas limpia parabrisa, ya que en caso de nieve, hielo, o lluvia, éstas impiden que se produzca el efecto “spray” generado por los vehículos que circulan adelante.

  • 2- Conducción en condiciones de lluvia o nieve

En caso de que el asfalto por el que se circula mantenga condiciones altamente deslizantes, se recomienda actuar con mucha suavidad sobre el volante, acelerador y frenos. En situaciones de poca adherencia es importante aumentar la distancia de seguridad de un vehículo a otro, considerar las distancias de frenado y tratar de evitar el sobrepaso.

Por lo general, si el suelo es muy deslizante se puede recurrir a una práctica frecuente que consiste en quitar aire a las ruedas, sin olvidar ajustarlas a su nivel habitual lo antes posible.

Fundamentalmente la humedad del ambiente y las temperaturas bajo cero producen la formación de hielo sobre el pavimento, por lo tanto muchas rutas de Mendoza (no sólo las que se encuentran en Alta Montaña), suelen convertirse en una suerte de pista de hielo sobre todo en las primeras horas del día.

Ante estos casos, se aconseja evitar la circulación por las zonas sombrías, es decir, áreas arboladas ubicadas en los laterales de las rutas. Se hace necesario en todo momento moderar la velocidad a fin de asegurar una mejor visibilidad de las condiciones de la calzada y facilitar la adherencia del vehículo al suelo.

  • 3- Cómo actuar en caso de pisar el hielo

La experiencia indica que si en algún momento se atraviesa una placa de hielo, lo más importante es levantar suavemente el pie del acelerador y evitar tocar los frenos. En una situación así, se debe dirigir el volante hacia el lado a donde va la parte trasera del vehículo, y en caso de que la unidad tenga sistema de frenos ABS, el mismo actuará bloqueando intermitentemente las ruedas, de tal forma que la pérdida de control sea mínima.

Si la ocasión requiere descender una pendiente, se recomienda hacerlo a velocidad muy reducida, utilizando el freno lo menos posible, y jugando con cambios cortos a fin de que retengan el vehículo.

  • 4- Cómo conducir con niebla

En primer lugar se debe reducir la velocidad a fin de poder frenar dentro de los límites de visibilidad además de conducir con luces bajas encendidas. En caso de tenerlos, se deben utilizar los faros antiniebla delanteros y traseros, teniendo en cuenta apagarlos una vez superada la zona de niebla.

  • 5- Cómo estacionar en sectores riesgosos

En caso de que un fuerte temporal exija detener el vehículo, se debe tener en cuenta estacionar (dentro de las posibilidades), dejando un espacio libre para la tarea de despeje de las máquinas. En condiciones extremas, lo recomendable es no abandonar el vehículo si no existe un refugio cerca.

Fuentes: Vialidad Provincial - Vialidad Nacional 

Te Puede Interesar