salud

Malva: todo el poder de la naturaleza

El mundo vegetal entrega numerosas plantas para llevar una vida saludable, prevenir y curar muchas enfermedades.

Por Sección Sociedad

La naturaleza nos entrega en su mundo vegetal, numerosas plantas para llevar una vida saludable, prevenir y curar muchas enfermedades.

Existen miles de plantas en la naturaleza que poseen propiedades curativas, por esto es necesario conocerlas y aprender de ellas, para cuidarlas y poder así gozar de todo lo que cada una de ellas, humildemente, quieren entregarnos.

En este artículo, hablaremos de las propiedades sanadoras de la malva. Esta planta, científicamente conocida con el nombre de Malva Sylvestris, pertenece a la familia de las malvaceae. Alcanza una altura entre 40 y 60 centímetros.

Se caracteriza por la sencillez de su forma y el color morado de sus flores, que podemos apreciar especialmente en zonas templadas, subtropicales y tropicales de África, Asia y Europa.

Ésta puede subsistir en cualquier lugar donde se le cultive y cuide, por su gran valor en la medicina alternativa.

La malva es totalmente aprovechable, nada se puede desperdiciar, tanto sus hojas, como sus flores y raíces son utilizadas para fines medicinales.

Propiedades y beneficios:

  • La malva, tiene innumerables propiedades, entre ellas tiene propiedades expectorantes y antinflamatorias.
  • Se emplea además para combatir enfermedades como la artritis y la gota, ayuda a reducir también el dolor, por sus propiedades antinflamatorias y estimula los impulsos nerviosos.
  • Tiene propiedades sanadoras para las afecciones a la garganta y la boca, al eliminar las secreciones mucosas en los pulmones y expande las vías respiratorias. Para obtener un mejor resultado puede mezclarse con eucaliptus.
  • Muy efectiva para aliviar la piel irritada, ya sea por quemaduras o furúnculos, aplicada en forma de compresas.
  • Beneficiosa para curar la gastritis y las úlceras estomacales.
  • Puede también proteger el sistema inmunitario, para defenderse de las enfermedades. Incluso es capaz de minimizar los riesgos de cáncer.
  • Ayuda a curar heridas, ulceras, llagas, asma, enfisema pulmonar.
  • También ayuda a desinflamar la vejiga, intestinos, garganta, amígdalas.
  • Recomendada para la sequedad ocular.

Infusión de malva:

  • 2 cucharaditas de malva seca.
  • 1 taza de agua.
  • Hervir una taza de agua.
  • Cuando comience a hervir, agregar la malva y dejar en el fuego unos 3 minutos.
  • Luego apagar, tapar y dejar reposar.
  • Colar y si se desea, endulzar con miel, a gusto.

Fuente: Diario Natural

Te Puede Interesar