críticas

Iglesias piensa en una Vendimia "privada" en Guaymallén

El electo intendente dio un panorama del municipio que le deja Lobos. Lo calificó de "abandonado". Una herencia con "ñoquis" y deuda millonaria.

El electo intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, adelantó que parte de la Fiesta de la Vendimia de su municipio estará en manos privadas, como consecuencia de la delicada situación financiera en la que Luis Lobos dejará las finanzas. El electo intendente comentó que participarán músicos municipales y no habrá pirotecnia.

"Va a ser muy austera, la vamos a realizar con entidades privadas. Va a ser con el ballet nuestro y la Orquesta de Guitarras de Tito Francia (de la Municipalidad) y sin gastos", adelantó. 

"Estamos hablando con entidades privadas del departamento que son conscientes de la situación y quieren ayudar. No está consolidado pero está prácticamente cerrado", dijo y adelantó que el festejo sería "entre el 17 y 18 de febrero".

Además, aprovechó para disparar -una vez más- contra el actual concejal a cargo de la Intendencia: "No van a haber los fuegos artificiales a los que nos acostumbró Lobos en su megalomanía de futuro goberbante eterno de Guaymallén".

Estas declaraciones fueron vertidas en medio de una presentación del, según Iglesias, "desastroso" estado en el que Lobos (que reemplaza al diputado nacional Alejandro Abraham en la intendencia) le deja la comuna. 

Los dardos contra Lobos

"Es un estado de abandono, hay un intendente fantasma. Nadie se hace responsable de la falta de servicios, no tenemos a quien preguntar, a quién reclamar", lanzó el electo intendente radical ante vecinos, sus equipos técnicos y la prensa.

En su radiografía, señaló que el "presupuesto está agotado". Además, cuestionó la gran cantidad de familiares, amigos y allegados de Lobos que ingresaron a la planta del personal: "Está totalmente sobredimensionada, el gasto en personal supera los ingresos del municipio. Hay una Inviabilidad absoluta y el equipamiento está en estado deplorable. Es una situación de emergencia que comienza a verse con los escombros".

El dato es más que preocupante

Según Iglesias: "Es imposible hacer otra cosa que pagar sueldos". De acuerdo a la información que expuso (que aclaró que es extraoficial y puede estar "subestimada") , en los últimos 8 años creció 62% la planta de personal y en los últimos dos años el monto destinado a sueldos se incrementó 160%. "Hay muchos ñoquis que ocupan un lugar y se están consumiendo la nómina salarial", dijo e hizo referencia  la esposa, hijos y demás familiares del intendente. Según él, son 643 los nuevos pases a plantas de "personal absolutamente innecesario, estorba no cumple funciones", de un total de 4.600 empleados.

Según Iglesias, la deuda actual del municipio es de 250 millones de pesos, pero estima que a finales de este año puede llegar a los 300 millones. "Hoy no hay partidas para el sueldo de noviembre", advirtió.

Además, le mandó un mensaje a los lobistas: "Le pido que renuncie a él (con un cargo en planta) y a sus amigos. Que tengan al menos un minuto de dignidad y que presenten la renuncia y se vayan".

En otro orden apuntó contra las acusaciones que tiene Lobos por su crecimiento patrimonial: "Tiene denuncias por malversación de fondos públicos, enriquecimiento ilícito, evasión impositiva y lavado de dinero en la Justicia Provincial, en la Justicia Nacional y en el Procelac. Parece que la justicia no se hace cargo".

Al respecto, también disparó contra los concejales de su propio partido: "La oposición no cumplió el rol de contralor.

"La torelarcia de la gente ha sido muchísimo con esta categoría de funcionarios acostumbrados a enriquecerse del Estado y no rendir cuentas", concluyó.



Te Puede Interesar