Copa América

Paraguay, el rival menos pensado

Nadie imaginaba que los guaraníes quedarían entre los cuatro mejores luego del PT del debut ante Argentina.

Por Sección Andino Sports

Paraguay construyó desde las cenizas a un semifinalista de la Copa América que tendrá que cruzarse con Argentina y se constituirá así en el rival menos pensado por las huestes de Gerardo Martino, que muy lejos estuvieron de imaginar que iban a volver a verse las caras en semejante instancia después del primer tiempo que los había enfrentado en La Serena, inaugurando el Grupo B.

Ese sábado 13 de junio los argentinos pasaron literalmente por arriba a los "guaraníes", que se refugiaron defensivamente ante un rival que sabían muy superior y se mostró muy superior a ellos, al punto que el 2-0 en favor de los albicelestes había sido de bajo costo para los dirigidos por Ramón Díaz.

Pero como tocar fondo implica el comienzo para salir a flote, Paraguay salió de su timidez y se ofreció para entregar la piel en pos de una mejoría, que en esa segunda etapa igualmente parecía estar muy lejos de parecerse al sueño de la paridad.

Pero como los momentos del fútbol suelen generar hazañas, el albirrojo partió osadamente sus líneas para generar supremacía numérica en ataque y defensa y con ello puso en evidencia las flaquezas del equipo del "Tata".

Fue empate agónico en dos goles nomás, pero en realidad fue mucho más que eso. Fue el gesto del destino que le insufló a Paraguay el deseo de ir por la recuperación tras cuatro de ostracismo que le impidieron, entre otras cosas, faltar a un Mundial como el de Brasil 2014 después de una concurrencia sucesiva en las cuatro ediciones previas.

El final de una época que tuvo su mejor momento en Sudáfrica 2010 de la mano de Martino terminó con el subcampeonato en la Copa América de Argentina 2011, tras perder con Uruguay en la final, una instancia que ahora intentará volver a alcanzar de la mano de otro entrenador argentino.

Ramón Díaz llegó para iniciar la reconstrucción y sus dirigidos están convencidos de que eso es posible, aunque los hinchas y medios de Paraguay nunca creyeron, y menos después de las pobres presentaciones en los amistosos preparatorios, que la participación en esta Copa América fuera más allá de la primera ronda, sobre todo porque la zona era compartida nada menos que por Uruguay y Argentina, los dos seleccionados más ganadores en la historia de esta competencia.

Sin embargo ayer, a 14 días del debut, Paraguay ya superó los cuartos de final invicto, saliendo ileso de los dos colosos rioplatenses y hoy mismo eliminando a Brasil, el tercero ganador histórico de la Copa América.

No le ganó a ninguno de los tres el conjunto paraguayo, es cierto, pero tampoco perdió, y a los tres les marcó tantos.

Fue 2 a 2 con Argentina después de caer 2-0 en los 45 minutos iniciales, luego 1-1 con Uruguay siendo superior al equipo dirigido por Oscar Tabárez (en el medio venció 1.0 a Jamaica, lo mismo que los otros componentes del grupo), y repitió este último marcador con los brasileños esta noche, para imponerse posteriormente en la serie de tiros penales.

"Cuando salimos de Paraguay nadie creía en nosotros, salvo nosotros. Por eso estamos donde estamos, y vamos por más", sostuvo el héroe de la clasificación ante Brasil, Derlis González, revelación de este certamen, quien marcó de penal el empate en los 90 minutos regulares y luego le otorgó el pase a su equipo también desde los 12 pasos al anotar el último disparo de la serie.

González fue también el revulsivo que encontró el "Pelado" en el segundo tiempo ante Argentina con su velocidad y destreza, aunque en ese juego debió haber sido expulsado por juego brusco. Pero se ve que el destino le estaba sonriendo y no se dio cuenta. Como a todo Paraguay.

Fuente: Télam

Te Puede Interesar