jueves 30 jun 2022
escándalo

Negaron la libertad bajo fianza del titular del FMI

La situación de Dominique Strauss-Kahn se complica cada vez más. La justicia de Nueva York le negó la excarcelación bajo fianza que pidieron sus abogados y, en cambio, le confirmó prisión preventiva por el delito de acoso sexual e intento de violación.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
16 de mayo de 2011 - 20:17

El titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn  permanece privado de libertad acusado de haber intentado violar a una mucama de hotel, mientras se alojaba en una suite neoyorquina a 3000 dólares la noche.

Ahora  deberá volver a presentarse en la corte el 20 de mayo. Sin embargo permanecerá tras las rejas todo ese tiempo.

El dato fue un golpazo para el organismo a su cargo donde, de todos modos, desde que el escándalo estalló, mantuvo una posición cauta y distante y se abstuvo de salir en defensa de su jefe.

"Estamos azorados", dijo un ejecutivo de la entidad. Esta mañana hubo directivas al personal en el sentido de evitar los comentarios a la prensa.

"Nunca vi tantos fotógrafos a la entrada del edificio", comentó otro empleado. Es la primera vez que el organismo, que decide sobre préstamos para países en crisis financiera, se ve sometido a un escándalo criminal de esta naturaleza.


La escandalosa detención del director gerente del FMI  continuaba hoy dando que hablar en todo el mundo, mientras la justicia de Estados Unidos aplazó su indagatoria para continuar la búsqueda de pruebas en su examen de ADN.

Strauss-Kahn, cada vez más implicado tras ser detenido por un presunto caso de acoso sexual que podría acarrearle hasta 20 años de cárcel de lo que difícilmente podría eximirlo la "inmunidad diplomática limitada" que beneficia a directivos del organismo

La esposa de Strauss-Kahn fue, hasta ahora, quien con mayor firmeza alzó la voz para defender la inocencia de su marido. Y lo hizo casi en una pasmosa soledad, ante la cautela y la toma de distancia más evidente en colegas y colaboradores.

"No creo por un segundo las acusaciones presentadas en contra de mi marido. No tengo ninguna duda de que su inocencia será establecida, sostuvo la periodista franco-norteamericana Anne Sinclair. "Apelo a la moderación y a la decencia", añadió. De su misma edad -62 años-, Sinclair es la tercera mujer de Strauss-Kahn y ferviente promotora de la candidatura presidencial de su marido.

Mientras tanto, golpeado por el escándalo de su figura estelar, el FMI se vio obligado a deliberar ayer para nombrar "director interino" al número dos del organismo, John Lipsky, un hombre que en realidad tenía que renunciar dentro de tres meses y que ya iba de despedida en despedida. Lejos de eso, le toca ahora meterse de lleno en la definición de una política defensiva ante el potencial impacto del escándalo en una imagen institucional que ya venía castigada por la crisis financiera.

Te Puede Interesar