jueves 11 ago 2022
En Andes Talleres

Bajo la lluvia, Manu Chao volvió a enamorar a Mendoza

El músico francés renovó su sentimiento con el público local. Dio un recital soberbio que ni el agua ni el granizo pudieron opacar.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Espectáculos 19 de noviembre de 2011 - 18:14

Manu Chao volvió a deslumbrar en Mendoza en una noche de viernes en la que ni la lluvia ni el granizo amedrentaron a los miles de fanáticos que acompañaron al cantante francés en Andes Talleres.

Manu renovó su romance con un público mendocino que saltó, cantó y bailó en una noche de copiosa lluvia en la que el cantante francés desando caminos con un toque punk con los que facilitó un estremecedor pogo bajo el agua, acordes reggae y sus clásicos gritos de guerra de lucha latinoamericana.

Durante el recital hubo espacio para los reclamos anti mineros y los gritos contra el nuevo gobierno.

Promediando la noche el cielo, que venía amenazando con furiosos rayos y algunas gotitas, se precipitó sobre Talleres desatando el momento de mayor éxtasis de la noche.

Entre los acordes de la mítica Clandestino y la oda a Maradona de La Vida es una tómbola, en la que Manu hizo un guiño futbolístico al grito de “¡Gracias Diego! ¡Armando Lío!”, los mendocinos se enfundaron en un solo pogo en el que el calor humano disimuló las inclemencias del tiempo.

Manu, en agradecimiento al “aguante” mendocino, regaló su corazón estampando el micrófono contra su pecho desnudo mientras debajo del escenario respondían con aplausos.

Cerca de la medianoche terminó un show que empezó muy puntual a las 22 (razón por la cual miles de impuntuales se quedaron afuera), en el que Manu Chao junto a sus escuderos Madjid (guitarra), Gambeat (bajo ) y Philippe (batería) dejaron muy felices a los aproximadamente 7 mil espectadores que estuvieron en Talleres.

Te Puede Interesar