EDUCACIÓN CON CALIDAD

Futuros técnicos mineros hablan sobre la reutilización del agua

Son los alumnos de la Escuela Técnica Industrial Químico y Minera.

El departamento de Malargüe ha proporcionado recurso humano que se encuentra disperso en distintas partes del país y el mundo, gracias a una formación educativa de primer nivel en el tema de minería y petróleo. Durante cinco décadas, egresados de la Escuela Técnica Minera vienen trabajando en proyectos de magnitud, y los futuros profesionales, lo que dejaran el establecimiento este año también contarán con esa teoría, dejando en claro que son técnicos industriales y comprometidos con el ambiente, que es lo que requiere esta sociedad moderna.

Cerró el mes de la minería en Malargüe, con muchas actividades organizadas por alumnos de la Escuela Técnica Industrial Químico y Minera (ESTIQM), motivo por el cual algunos alumnos de 6º Año participaron en el programa de Medios Andinos “Estudio 2”, allí hablaron de la actividad, de la minería moderna y del cuidado del agua.

Sobre este último tema Lucas Villar habló de que en su formación reciben conocimientos fundamentales para realizar prácticas mineras sin poner en peligro recursos como el agua, tal es así que el, junto a una compañera, presentaron un trabajo que fue reconcomio en la provincia y en el país.

Lucas Villar comentó que “es cierto que confiamos en la minería sustentable, que somos pro minero, y que cuidamos el agua, eso lo queremos dejar en claro para todos aquellos que están en contra de la minería, porque nos preparamos y trabajamos para preservar todos nuestros recursos”.

El alumno del 6ºº Año de ESTIM, puntualmente sobre el cuidado del agua dijo que “junto a mi compañera Karen Martínez, hace dos años, ideamos un sistema de recuperación de aguas, las conocidas como grises, las de aspecto turbio y que muchas veces se encuentran entre las potables y residuales.

“Esto que fue pensado para una vivienda, recuperando agua lavarropas, duchas o lavamanos, lo que puede replicar en mayor medida en procesos industriales, de cualquier tipo, incluida la minería obviamente” afirmo el joven estudiante malargüino

Lucas explicó que “lo que proyectamos y funcionó a la perfección fue que a través del filtrado básico, con arena, se deposita el agua a tratar en una pileta con carbón activado, y luego pasa a un recipiente el agua limpia, lista para ser reutilizada para riego o para sanitarios. Con un proceso sencillo y económico, desde nuestra escuela demostramos que estamos a favor del cuidado del ambiente y con los conocimientos necesarios para llevarlo adelante”.

En otra parte del diálogo, el alumno de ESTIM efectuó un llamado de atención a toda la comunidad mendocina, al decir que “en nuestra escuela y en muchas instituciones de Mendoza hay numerosos proyectos sobre la reutilización del agua, pero por ahí están más preocupados en decir no a algunas cosas, como la minería y pasan por alto esto que podría dar solución a muchos problemas”.

Lucas Villar y Karen Martínez en 2013 recibieron el Premio Junior del Agua y luego de superar instancias provinciales, compitieron con su trabajo en la Feria Nacional de Ciencias de ese año, obteniendo varias menciones.

Te Puede Interesar