muerte de nisman

La defensa de Lagomarsino apunta contra Arroyo Salgado

Maximiliano Rusconi, el abogado, califica como una "ignorancia jurídica" la recusación contra la fiscal Viviana Fein por parte de la querella.

Por Sección Nacionales

Maximiliano Rusconi, el abogado que defiende a Diego Lagomarsino de la imputación por prestar el arma que mató a Alberto Nisman, cuestionó hoy duramente a la ex esposa del fiscal, la jueza Sandra Arroyo Salgado, al calificar como una "ignorancia jurídica" la recusación contra la fiscal Viviana Fein por parte de la querella.

Asimismo, consideró un "error" que no se le permita a él participar de la audiencia que el martes tendrán Arroyo Salgado y Fein en presencia de la jueza Fabiana Palmaghini, quien deberá resolver sobre el pedido para apartar a Fein.

"La recusación es una nueva demostración, para decirlo del modo más tenue, de ignorancia jurídica", lanzó el abogado y analizó que "los fundamentos en que se basa" esa solicitud "dejan de lado que un fiscal es un sujeto procesal que tiene un rol absolutamente distinto al juez". 

En declaraciones a radio América, Rusconi acusó a Arroyo Salgado de estar "permanentemente dificultando el avance del proceso" para esclarecer las circunstancias de la muerte de Nisman, el 18 de enero en su domicilio de Puerto Madero.

El defensor de Lagomarsino rechazó los argumentos de la querella para pedir el apartamiento de Fein, consistentes en que la fiscal apuntaría supuestamente a probar que Nisman se suicidó, cerrándose a cualquier otra posibilidad.

"La fiscal no se ha cerrado a ninguna hipótesis. De hecho, con una voluntad de hierro, está intentando llevar medidas probatorias que son esenciales como las pericias tecnológicas sobre las computadoras, teléfonos, cámaras de seguridad, las cuales ya deberían haber estado hace 50 días a disposición de las partes, pero por planteos de la querella no se pueden peritar", advirtió.

Rusconi ratificó que el experto informático jamás tuvo nexos con los servicios de inteligencia y volvió a tildar de "vergüenza" y "mamarracho" el pedido del fiscal Carlos Gonela para investigar a Lagomarsino por presunto lavado de dinero a raíz de la cuenta en Estados Unidos que compartía con Nisman. Al considerar "rara" la actual situación jurídica de su cliente -imputado por haberle prestado la pistola Bersa de la que salió el disparo que mató a Nisman-, juzgó inconcebible que algunos sectores, entre ellos el poder político, intenten responsabilizar a Lagomarsino del deceso del fiscal.

"Si hay una persona que es el responsable ideal para algunos sectores del poder es Lagomarsino y esto es inadmisible moralmente", subrayó.

Tras declararse "optimista" sobre el esclarecimiento de la investigación porque, dijo, "hay mucha prueba que ya está procesada y no se conoce aún" públicamente, el letrado ponderó la actitud de Lagomarsino: "Estamos en presencia de un sujeto que ha sido el más transparente de todos en esta historia".

Para el profesional, "en cualquier lugar del mundo" el técnico informático "estaría sobreseído hace dos meses".

De esta manera, marcó distancia de expresiones de referentes oficialistas como el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien semanas atrás afirmó que "en cualquier país del mundo estaría preso" Largomarsino.

Los dichos del secretario de Seguridad, Sergio Berni, que aseguró que le cree "muy poco" a Lagomarsino sobre su actuación en torno de la muerte y lo consideró "un gran sospechoso".

Rusconi dijo creerle a su cliente, quien sostuvo que ya contó todo lo que sabía sobre el fiscal muerto días después de acusar a la presidenta Cristina Fernández de presunto encubrimiento a Irán, en el atentado a la AMIA.

"El me dice eso y yo le creo; el mismo contó en la declaración testimonial sobre sus viajes con Nisman", recordó.

Fuente: DyN


Te Puede Interesar