lunes 4 jul 2022
VIOLENCIA

Irlanda del Norte: 22 policías heridos en una nueva jornada de enfrentamientos en entre católicos y protestantes

El saldo incluyó la quema de vehículos y diferentes destrozos provocados por bombas molotov arrojadas por los manifestantes.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Internacionales 12 de julio de 2011 - 19:32

Católicos y protestantes volvieron a enfrentarse anoche en Irlanda del Norte, con un saldo de 22 policías heridos, vehículos quemados y diferentes destrozos provocados por bombas molotov arrojadas por los manifestantes.

El Servicio de la Policía para Irlanda del Norte indicó a la agencia Europapress que los choques comenzaron cuando grupos de protestantes lanzaron cientos de artefactos incendiarios en toda la provincia con motivo de la festividad del 12 de junio.

En medio de los enfrentamientos con católicos registrados en Belfast, en particular en los barrios de Broadway y Oldpark, un grupo de manifestantes secuestró un colectivo, hizo bajar a los pasajeros y al conductor y lo estrelló contra un destacamento policial.

Las bombas molotov arrojadas por los manifestantes también incendiaron una furgoneta y una moto, además de provocar conatos de incendios en diversas partes de la ciudad.

Las fuerzas policiales, atacadas con una lluvia de piedras y palos, respondieron disparando balas de goma y un camión hidrante.

Las autoridades aseguraron que ninguno de los efectivos heridos en los incidentes se encuentra grave.

Para hoy se esperaba que decenas de miles de protestantes participen en las marchas que conmemoran la victoria en 1690 del rey protestante Guillermo de Orange sobre el rey católico Jaime en la batalla de Boyne, que ayudó a garantizar que la supremacía protestante en Irlanda.

Muchos católicos consideran estos desfiles provocativos y a menudo suelen producirse violentas protestas cuando cruzan las zonas católicas.

Tres décadas de lucha entre los protestantes, que quieren que Irlanda del Norte siga siendo parte de Reino Unido, y nacionalistas católicos, que quieren la unión e independencia de la República de Irlanda e Irlanda del Norte, culminaron con los Acuerdos de Viernes Santo de 1998.

Desde esa fecha, la violencia se ha reducido, pero a veces vuelve a brotar en aniversarios particularmente sensibles, como el del 12 de julio.

Te Puede Interesar