Pasión misionera

"Corazones inquietos" para ayudar a los demás

Un grupo de misioneros católicos se expandirá en enero por la provincia de Chubut para llevar un mensaje de aliento. Conocé la historia de los mimados del Padre Leónidas Miani.

Es un hombre letrado y en sus manos se nota el paso del tiempo, pero irradia historias de vida como muchas de las que se cuentan por ahí. Desde chico sintió el servicio, el correr de los años lo llevaron a brindarse por los demás y hoy el Padre Leónidas Miani es la cara visible de un grupo de misioneros católicos que prestarán sus servicios en varias zonas del sur argentino.

Los "Corazones inquietos"-como el célibe denomina a los suyos- son un grupo de jóvenes con mucha energía y que se aprestan los domingos por la tarde en el salón parroquial del Santuario de la Virgen de Lourdes para realizar encuentros de preparación espiritual, necesarios claro está, para poder tomar las misiones de un modo propicio.

Aunque ya quedó atrás la idea de una iglesia sólo reflexiva, según el protagonista, una de las bases del movimiento son las ganas de ser una clara contención para los vecinos del pueblo de Chubut. Otra de las ideas fue una colecta de juguetes durante el año para poder repartirlos a todos los niños de los distintos sitios que recorrerán.

Pero fue justamente el mismo Padre quien brindó detalles de este ejemplo de solidaridad: "Nosotros tenemos como objetivo compartir vivencias con la gente de los distintos barrios. Hay historias que nos pueden enseñar a ser mejores personas cada día que pasa, vamos a escuchar, vamos a abrazar", afirmó. 

Miani indicó que "cuando comenzó el año había muy poquitos chicos" por lo que se había sentido un poco mal, aunque su pedido a la Virgen María fue escuchado y hoy más de 30 personas se subirán al micro el viernes para acompañar la iniciativa".

Y agregó que "es lindo ver que jóvenes tengan ganas de ayudar a los hermanos, no es una tarea sencilla".

Por último, el sacerdote hizo referencia a las falencias cristianas del sur del país: "Hay gente que de verdad no conoce a Dios y por tal motivo decidimos poner el foco en Chubut. En algunas capillas ni siquiera hay curas y por ahí cuesta mucho que haya un compromiso por parte de la comunidad para cambiar algunos estilos de vida diarios".

La cita será el viernes por la mañana: se partirá hacia aquellas lejanas tierras y un mundo inesperado espera por estos jóvenes misioneros a los que mueve una luz en el camino.

Las zonas de misión son Corcovado, Centinela, Cipreses, Alerces, Rosario, Aldea y Carrenleufú.







Te Puede Interesar