Irónico

El Hospital de Santa Cruz "celebró" un año sin resonador

El centro de salud al que asistió la mandataria festejó hace 10 días el cumplimiento de un año sin reparación ni mantenimiento del equipo.

Por Sección Nacionales

Diez días antes de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner necesitara utilizar el resonador del Hospital Regional de Santa Cruz, por un esguince de tobillo, los trabajadores del centro hospitalario le festejaban un particular cumpleaños al artefacto: con una torta celebraban el primer aniversario del resonador sin funcionar.

“Es una postal de los serios problemas que tiene la provincia en materia de salud pública”, sentenció Hugo Geréz, titular de la Asociación de Profesionales de la Salud (APROSA), en diálogo con Perfil.com. “No hay fondos para reparar estos aparatos, que son vitales para prestar un servicio digno”, sostuvo.

Según cálculos de esta entidad, la reparación del resonador que le hubiera evitado el viaje a la Presidenta está alrededor de 8 millones de pesos. “La responsabilidad es de los ministerios de Salud y Economía de Santa Cruz, siempre envían la mitad de los fondos necesarios para comprar insumos y hacerle mantenimiento a los equipos”, continuó Gérez.

“Feliz cumpleaños”. Lo cierto es que la segunda semana de diciembre, médicos y trabajadores de la entidad celebraban con ironía que hace un año no funciona el resonador: “Hace 10 días, además, se rompió el tomógrafo, uno imagina que eso terminó de convencer al equipo médico de Presidencia que vayan a atenderse a Buenos Aires”.

El caso, además, desnuda la interna que mantiene el gobernador santacruceño Daniel Peralta con la administración nacional. “Muchas veces los fondos que llegan a los hospitales vienen a través de cooperativas, porque siempre la Presidenta va a evitar favorecer a la gobernación”, explicó Gérez. “Pero la obligación de mantener a los hospitales siempre es de la provincia”, aseguró.

Por otro lado, el dirigente aseguró que la Presidenta podría haberse ahorrado el vuelo a Buenos Aires ya que “hay muchas clínicas y consultorios privados con la tecnología necesaria para atenderla”. En ese sentido, el titular de APROSA afirmó: “Creo que la idea de viajar se debe más a sus antecedentes médicos que al propio esguince”. Y remató: “Hubo circo”.

Fuente: Perfil


Te Puede Interesar