preocupante

¿Es insalubre ser trabajador estatal?

Según un sondeo, en Mendoza el 80% presenta factores de riesgo cardiovascular y otras patologías.

Los empleados estatales mendocinos no gozan de buena salud. Al menos así quedó registrado tras una serie de controles que se les realizaron a unos 500 agentes públicos provinciales. El relevamiento indica que el 80% presenta algún factor de riesgo cardiovascular, entre otras afecciones.

El resultado de los controle fue presentado por el ministro de Salud, Matías Roby, y el Superintendente de Riesgos del Trabajo, Juan Horacio González Gaviola, quienes dieron cuenta del relevo de las prácticas realizadas durante 3 días en Casa de Gobierno.

Para ello se atendieron a medio millar de trabajadores que se anotaron voluntariamente y de los controles surgieron datos preocupantes y "sorprendentes", según la propia definición del funcionario nacional:

* El 80% de los estatales es fumador.

*El 70% presentó algún tipo de riesgo cardiovascular, tal como diabetes, hipertensión y obesidad.

*Muchos presentaron problemas de visión sin tener conocimiento previo de alguna anomalía.

*Detectaron "señales de alarma" en muchas mujeres tras realizar papanicolau y mamografías.

Según detalló González Gaviola, el desafío de este siglo es prevenir enfermedades derivadas del cambio climático, la escasez de alimentos saludables derivados del crecimiento demográfico, la sobrevida de mala calidad y las enfermedades no transmisibles que tienen un comienzo silencioso y que están vinculadas a los estilos de vida actuales, como son la hipertensión, la obesidad, diabetes y muchas vinculadas al trabajo.

"Tenemos que desarrollar una cultura preventiva. Lo que nos llevamos a la boca, ya sea la comida o un gicarrillo; como lo que hacemos con nuestros pies determina la salud", dijo haciendo hincapié en la necesidad de una alimentación saludable y la actividad física.

"Hay que da una lucha real contra el sedentarismo. Tenemos que aplicar la pausa activa en los trabajos ", agregó Roby sobre la tendencia que comenzó a desarrollarse en algunos países, donde las empresas ponen a disposición caminadores, bicicletas fijas u otros aparatos para estimular la actividad de sus empleados.

"Hay que cambiar la forma de actuar. Estas enfermedades requieren una prevención activa. Los lugares propicios son el trabajo", expresó González Gaviola al anunciar que Mendoza será la primera provincia en sumarse al programa nacional Trabajador Sano, por el cual móviles sanitarios visitarán los sitios donde se desempeñan para acercarles la posibilidad de controles. El objetivo es tener un diagnóstico sobre la salud de los 81.746 empleados que se desempeñan solamente en el Poder Ejecutivo.

Además, "subsidiariamente el Estado va a recorrer empresas chicas", para detectar enfermedades no transmisibles, agregó. 

Te Puede Interesar