Crisis

Con el calor, algunos vecinos sufren la escasez de agua potable

La baja presión deja a algunas familias sin suministro. Ante el calor, piden extremar cuidados.

El calor profundiza los efectos de la crisis hídrica en varios domicilios del Gran Mendoza. Si bien no se trata de una escasez generalizada, la baja presión deja sin el suministro a muchos vecinos de la zona. Ante el calor, piden extremar y optimizar su uso.

Las reservas en las plantas potabilizadoras son bajas y eso deriva en que en muchas casas se queden sin agua potable. Si bien explicaron desde la empresa de Agua y Saneamiento (Aysam), no se trata de un corte en el suministro, por la situación de emergencia hídrica los establecimientos de Potrerillos, Alto Godoy y Benegas pierden capacidad, que deriva en la baja presión. Y esto último es justamente lo que le hace faltar el líquido a algunas casas.

Es que en aquellas viviendas que no cuenten con conexión directa del agua fría a la red -y tengan sus dos circuitos conectados al tanque-, por la débil presión, el agua no sube y se quedan sin suministros.

"Tenemos algunos reclamos particulares, pero no es una situación que se extienda a un barrio o a una zona", explicaron a SITIO ANDINO desde Aysam.

Sin embargo, la situación es "crítica" sobre todo para las zonas norte de Capital, Las Heras y Guaymallén ya que el establecimiento Alto Godoy logró este viernes apenas el 52% de las reservas. Mientras que Benegas alcanzó el 95% y Potrerillos el 72%.

Así, desde Aysam piden  continuar haciendo un uso responsable y solidario del agua potable, reduciendo para ello los consumos normales a los mínimos indispensables, y respetar el horario de restricción de 8 a 22.

Además, está prohibido, las 24 horas del día y los 365 días del año, lavar veredas y automóviles con manguera o hidrolavadora, así como el riego de calles pavimentada.

Por otra parte, Irrigación informó la situación hídrica de las cuencas provinciales, en el quinto año consecutivo de Emergencia Hídrica.

Te Puede Interesar