Recargado

Roby: “A Cobos me le animo a todo, lo correteo palo a palo

El Ministro afirmó que es el único “distinto” de la política y que no le tiene miedo a nadie. Volvió a disparar a los gremios y habló de su gestión.

Verborrágico y sin filtro, como últimamente tiene acostumbrados a todos, el ministro de Salud Matías Roby dialogó en el programa Punto en Común, programa televisado por TV Andina y conducido por Marcelo Torrez, sobre sus chances en las próximas elecciones, volvió generar polémica con su relación con los gremios e hizo un balance de su gestión.

Con respecto a las elecciones 2015, Roby afirmó que todavía no es precandidato a nada, que sólo piensa en su gestión, pero también negó de plano que será el candidato “de ningún partido político que no sea el peronismo dentro del Frente para la Victoria” (FPV).

“La mesa de la conducción política debe decidirse que sea yo, hay un montón de precandidatos. De todas maneras, no traiciono mi esencia, si voy a ser candidato, lo haré dentro del peronismo”, exclamó, descartando la candidatura que dijo semanas atrás que le ofrecieron desde el PRO, comandado a nivel nacional.

Además, el titular de Salud indicó que no le tiene miedo a nadie porque se consideró “un distinto”, diferente a todos sus contendientes, por no provenir de la política. Inclusive manifestó que es el único que le puede hacer frente al ex vicepresidente Julio Cobos si finalmente decide competir a nivel provincial, como también al intendente de Godoy Cruz Alfredo Cornejo, quien lidera en las encuestas.

“Soy el único que puede corretear a Cobos, vamos palo a palo”, acotó Roby; y agregó: “no tengo miedo, en la cancha se ven los pingos. Él es parecido a los demás políticos, en cambio yo soy un distinto”.

Por otro lado, dijo que Cornejo es “muy buen gestor” pero que es diferente gestionar un municipio que una provincia. Además opinó que ya van 2 gestiones que realiza en Godoy Cruz y que recibió un departamento “muy ordenado”.

También, juzgó que el mandatario departamental tiene demasiadas ganas de gobernar, y lo intentará hacer “a cualquier precio, juntándose con cualquiera”, en clara relación a la reciente unión con el PRO.

Pelea con los gremios

Conocida su historia de peleas “a muerte” con los gremios, Roby calificó de “papelón y vergonzozo” cómo se desempeñó el gremio de ATE en suspender la maratón que se realizaba en la ruta hacia el Aconcagua, y añadió que “si pertenecieran a Salud, les corto la cabeza”.

“A esos trogloditas no les importa nada la provincia. No piensan, la cabeza la tienen nada más para juntar pelo y mugre”, arremetió duramente contra los sindicalistas.

Asimismo, indicó que en su Ministerio “los paros son cada vez menos concurridos, van sólo 15, 20 personas porque saben que nosotros ponemos límites, porque a los que no van, se les descuentan los días”.

“Ellos –por ATE y también AMPROS- ya no representan a nadie, sólo a sus dirigentes”, dijo el Ministro; y los culpó de quitar algo más de 200 millones de pesos que van hacia sueldos de profesionales que ganan más de 33.000 pesos (tras la negativa de los gremios a poner un tope salarial en las paritarias), cuando “se podrían destinar a la compra de insumos o invertirlos en lo que haga falta”.

Por otro lado, criticó a la referente de ATE Raquel Blas y les dio entidad a los nuevos grupos opositores que van apareciendo, como Carlos Simón dentro de ese gremio o Daniel Azcona en el de los Profesionales de la Salud.

“Me siento cómodo con la gente que dialoga. Blas es muy maleducada, insulta, prepotea. Es imposible comunicarme con ellos”, reafirmó y añadió que “son Pin-nueve, más mentirosos que Pinocho”.

Balance de gestión

El Ministro, que cumplirá 11 meses al frente de Salud, se manifestó contento “y para nada arrepentido” de haber tomado esa decisión de estar en el cargo.

Indicó que las propuestas “realizables” que se plantearon en los comienzos, se concretaron con creces y afirmó que se está llevando a cabo “una revolución, y la gente está adhiriendo”.

Además, comentó que se están llevando a cabo cambios muy importantes en el sistema, como la aplicación del trabajo por productividad, y que si bien “hay muchas cosas por hacer que no funcionan del todo bien, estamos jugando fuerte, en serio y la gente que me para en la calle me pide que siga para adelante, por lo que no voy a soltar el pie del acelerador”, finalizó.

Te Puede Interesar