jueves 7 jul 2022
gestión

¿Por qué Pérez no le nombrará un sucesor al coordinador de Gabinete?

El gobernador decidió que luego de que Eduardo Bauzá asuma el próximo 1º de mayo su banca en el Senado, las funciones que desempeña serán repartidas al ministro de Gobierno y al área de Protocolo. La salida de un hombre de La Corriente con un rol clave en el paquismo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de abril de 2014 - 08:00

A partir del 1º de Mayo el gobernador Francisco Pérez se quedará sin coordinador de Gabinete, cargo que hasta ese día ocupará Eduardo Bauzá, que asumirá su banca en la Cámara de Senadores de la provicia.

La decisión de Pérez quedó plasmada cuando envió a la Legislatura, a finales del año pasado, una nueva Ley de Ministerios, en la que disolvió el cargo de Bauzá, pasó a Ministerios las secretarías de Transporte y de Ambiente y creó el Ministerio de Energía.

Así, las funciones del futuro senador, que hasta hoy es la mano derecha de Paco, serán repartidas entre el ministro de Gobierno, Rodolfo Lafalla, y el área de Protocolo. En concreto, se trata de la coordinación de los funcionarios, la organización de reuniones dentro y fuera de la Casa de Gobierno, los actos y los viajes del mandatario, como así también los contactos con intendentes, legisladores, y demás, inclusive la oposición. Bauzá suele ser también el vocero de muchos de los encuentros justicialistas.

La disolución del cargo genera, sin embargo, algunas suspicacias ya que se trata de una función que le exige a quien la desempeñe ser de absoluta confianza de Pérez, tener una personalidad conciliadora y ser querido -o al menos respetado- en todos los sectores internos del peronismo.

Y hasta ahora Bauzá cumplió los requisitos, a pesar de no responder al paquismo, y sí ser miembro de la línea interna La Corriente, que comandan los intendentes de Las Heras, Rubén Miranda y de Luján, Carlos López Puelles; el diputado nacional Alejandro Abraham y el vicegobernador Carlos Ciurca, con quien Pérez se ha distanciado en el último tiempo, aunque puertas afuera del PJ intenten negar tal fisura en la relación de la fórmula.

A modo de chiste, muchos lo llaman el "descoordinador" de Gabinete.
La lectura que algunos hacen es que no encuentra Pérez un hombre de absoluta confianza, que cuente con destreza política y además sea reconocido en el PJ, que pueda reemplazar a Bauzá. Y prueba de ello fueron los últimos nombramientos que hizo y que le valieron buenas críticas, como la designación del a-partidario Matías Roby como ministro de Salud, y a Cristian Bassin en Desarrollo Social, dos hombres que no han militado en el partido, aspecto que pocos le "perdonan" a Paco.

Incluso, la mesa chica del paquismo estaría conformada por ambos funcionarios y por el sí reconocido en el partido Olfi Lafalla, quien en el último tiempo ha ganado protagonismo saliendo a calmar las aguas cuando el Gobierno debía bajar la turbulencia en temas conflictivos, como las declaraciones de Roby respecto al conflicto con los gremios de la salud.

Prueba de la suma de poder en la Casa de Gobierno es el pase de las funciones de Bauzá, proceso que está empezando a darse de a poco.

Te Puede Interesar