martes 5 jul 2022
en pie de guerra

La CGT de Mendoza se suma al paro del 10 y el transporte público estará afectado

El titular de la CGT mendocina confirmó esta noche en el programa "Punto en Común" que el jueves de la semana próxima la central adherirá al paro convocado por Moyano. "Se va a sentir fuerte", advirtió y destacó la adhesión del SIPEMON. Adelantó que buscará cerrar una suba del 30% para los choferes.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de abril de 2014 - 22:55

El próximo 10 de abril los mendocinos que son usuarios del transporte público de pasajeros deberán tener paciencia. Es que la CGT mendocina decidió adherir al paro convocado por la conducción nacional opositora al Gobierno, es decir el sector comandado por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, y advierten que la medida "se va a sentir fuerte" en la provincia.

La adhesión a la medida de fuerza por la filial mendocina de la Confederación General del Trabajo fue confirmada esta noche por el titular, Rodolfo Calcagni, en el programa PUNTO EN COMÚN, que conduce Marcelo Torrez por TV ANDINA, que además se emite en vivo por SITIO ANDINO a través de su canal en You Tube.

Calcagni, es el titular del SIPEMON, que nuclea a los choferes de colectivos, y adelantó que la medida será sin asistencia a los lugares de trabajo, por lo que uno de los servicios más afectados será el de transporte público de pasajeros.

La medida es atípica en Mendoza, teniendo en cuenta que de los 44 sectores aglutinados en la Central, la mitad responde a Moyano y el resto a la CGT oficialista liderada por Antonio Caló. "Estamos divididos y por eso se liberó a los que no querían adherir. Pero tenemos que destacar nuestra convivencia", señaló Calcagni en la mesa a la que se sentó además el titular del gremios de la Sanidad (ATSA), Juan Carlos Navarro.

Martín Pravata
Calcagni en la mesa de Punto en Común, junto a Torrez y Navarro.

"El paro es en contra del modelo económico, por la inflación y la inseguridad que está superando a todos", explicó el lider sindical y desterró la idea de que se debe a presiones en medio de las negociaciones salariales: "No es por una discusión paritaria. Moyano pide el 32% y muchos gremios han cerrado en 30%. Esto no es político, el Gobierno lo quiere hacer ver así, por eso se anunció el paro y empezaron a cerrar acuerdos para intentar frenarlo", agregó Calcagni.

En cuanto a la merma en el servicio de transporte público prevista para el jueves de la semana que viene, el titular de la CGT local explicó que si bien la Organización Internacional del Trabajo (OIT) no los considera un servicio esencial, está establecido en el pliego de la concesión que el Gobierno y las empresas tienen que garantizar un 20% de las frecuencias.

Calcagni justificó la adhesión a la medida de fuerza y pidió el acompañamiento de los trabajadores de toda la provincia en situaciones de "malas condiciones de trabajo" y dio como ejemplo el precio pagado por el kilo de uva, que fue de $1,40 y $1,90 por el litro de vino. "Hay sectores que no llegan a ganar el salario mínimo, vital y móvil".

La paritaria que se viene

El sector de los choferes de micros es uno de los que más presión le ejerce al Ejecutivo a la hora de negociar los salarios, teniendo en cuenta que una medida de fuerza del SIPEMON puede afectar drásticamente el curso normal de la provincia.

Al respecto, Calcagni se mostró satisfecho por el ofrecimiento que el gobierno de Francisco Pérez le ha hecho a otros gremios, como el SUTE, AMPROS, ATE y ATSA, del 30%. "Quisiera cerrar en ese porcentaje", lanzó.

Hasta ahora sólo la Sanidad acordó la suba mientras se espera que los docentes también lo hagan, luego de haber recibido la oferta este martes. Así, Pérez apagaría uno de los tantos puntos de incendio que lo aquejan en la pelea salarial y que le costó cinco días de paro en las escuelas.

Reviví el programa de este martes:

Te Puede Interesar