propuestas

Más de un siglo después, se abrió el debate para actualizar la Ley de Aguas

La norma es anterior a la Constitución Provincial y marcó el rumbo de la administración hídrica. Pero la sociedad actual exige modificaciones sustanciales, por eso el Gobernador convocó a académicos para crear un Código del Agua y redactar un proyecto que deberá presentarse en seis meses. Los lineamientos de una reforma necesaria.

Casi 130 años pasaron para que se abriera el debate. Con un crecimiento poblacional enorme, con el cambio de destino de cientos de hectáreas de tierras productivas, con una expansión urbana impresionante, con nuevos usos del agua, con la incorporación de nuevas y más industrias y con varios años continuos de emergencia hídrica, el gobernador Francisco Pérez oficializó la convocatoria para modificar la Ley de Aguas, que rige la administración del recurso hídrico en la provincia.

Esta mañana en el espacio cultural Julio Le Parc se convocaron los ex gobernadores Julio Cobos, Arturo Lafalla y José Octavio Bordón, junto a académicos de la talla de Miguel Mathus Escorihuela, Martín Liber, representantes de organismos técnicos y científicos, el rector de la Universidad Nacional de Cuyo, Arturo Somoza; el ministro de la Suprema Corte Alejandro Pérez Hualde, académicos, funcionarios, legisladores y el superintendente general de Irrigación, José Luis Álvarez, quienes acompañaron a Pérez en la convocatoria para crear un Código de Agua, que incluya a la pre-constitutiva Ley de Aguas, que data de 1884, y que requiere una modernización que contemple los cambios de la sociedad actual.

Cobos, Bordón, Pérez y Lafalla.

A través de la firma del decreto 2525, el mandatario convocó a especialistas y universidades a redactar un proyecto que pretende esté terminado en seis meses para la discusión legislativas, al que podrían sumarse especialistas recomendados por la oposición.

El aspecto fundamental que expuso el mandatario es darle el marco legal para que se consagre el agua como "un recurso finito, vulnerable y elemento esencial para la vida y el desarrollo sustentable de Mendoza". Además, se espera que la norma sea aplicada en simultáneo con la Ley de Usos del Suelo y Ordenamiento Territorial, aspecto sobre el cual trabajarán con las cámaras inmobiliarias y de la construcción, el sector que podría poner más reparos a una nueva ley, teniendo en cuenta que podría tocar los intereses sectoriales para nuevos emprendimientos.

Cumbre: los ex gobernadores acompañaron a Pérez en la presentación. Faltaron Celso Jaque, Roberto Iglesias y Rodolfo Gabrielli.

En la presentación, el Gobernador señaló que junto al proyecto debe contemplarse la discusión de una nueva matriz productiva en la provincia, donde se profundice la diversificación. Actualmente la provincia tiene registradas 580 empresas metalmecánicas, 200 mil hectáreas planteadas con viñedos y otras 85 mil con otro tipo de cultivos.

En tanto, estableció las prioridades del abastecimiento del recurso hídrico, poniendo en primer lugar el consumo humano, en segundo el uso agrícola y en tercer plano el uso industrial.

En otro punto, Pérez dijo que debe incluirse en la redacción la existencia y competencia de organismos vinculados al agua, como Aysam (empresa de agua y saneamiento), el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Irrigación, institutos científicos, nacionales e internacionales.

La norma deberá incorporar la adecuación de la infraestructura hídrica, el desarrollo y crecimiento urbano, la contaminación, el cambio climático y la necesidad de incorporar tecnología de riego. Además, se incorporaría una materia en las escuelas para concientizar sobre el cuidado del agua. Se apunta también a garantizar la calidad del agua y a intensificar las sanciones por el derroche y mal uso de la misma.

"Debe ser una política de Estado y convocamos a todos los sectores para redactar un anteproyecto de ley de roforma y sumar a todas las leyes vigentes en un Código de Aguas", señaló el mandatario.

Además, hizo hincapié en la necesidad de la modernización riego intrafincas. "Allí debe apuntar la inversión pública, y hacerlo de manera asociativa".

Por otra parte, Pérez sostuvo que la norma debe contemplar el desarrollo de los futuros emprendimientos hidroeléctricos, como Portezuelo del Viento, que implicará el trasvase del Río Grande para generar otro oasis en el Sur productivo.

Te Puede Interesar