miércoles 6 jul 2022
SALUD

La infertilidad masculina podría ser causada por la contaminación ambiental

Los tóxicos transmitidos de madre a hijo en el embarazo y la lactancia afectan el semen del hijo y producirían esterilidad, señala una nueva investigación científica.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Sociedad 7 de julio de 2011 - 20:02
La contaminación ambiental provoca mayor concentración de tóxicos en la leche materna, que se trasmite a los hijos durante la lactancia y puede provocar una baja concentración de espermatozoides en el esperma de los varones, según indica un estudio realizado por el Instituto Marquès y el CSIC.

La jefa de Reproducción Asistida del Instituto Marquès, Marisa López-Teijón, aseguró que este trabajo "refuerza la hipótesis de que los tóxicos ambientales transmitidos de madre a hijo durante el embarazo y la lactancia pueden ser una de las claves de la infertilidad masculina".

Para realizar el estudio, que se publicará en la Revista Internacional de Andrología, los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han medido las concentraciones de 38 compuestos químicos en 68 muestras de leche materna de 34 mujeres catalanas y 34 gallegas. El resultado señala que las mujeres catalanas tienen un nivel de tóxicos acumulados en la leche cuatro veces mayor que las gallegas.

"En el estudio se aprecia una diferencia clara entre estas dos poblaciones, que relacionamos con la mayor industrialización en Cataluña y con ciertos hábitos de vida como la ingesta de alimentos envasados", según el subdirector del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) del CSIC, Damià Barceló.

Sustancias químicas

Algunos de los tóxicos analizados poseen propiedades disruptoras endocrinas, es decir, son sustancias químicas que en el organismo humano actúan como hormonas femeninas y pueden provocar bajas concentraciones de espermatozoides en el semen, malformaciones genitales y daño testicular, según el estudio. Estas sustancias se acumulan en medios grasos, por lo que la concentración en la leche materna es mayor que en otras zonas del organismo.

No obstante, López-Teijón apuntó que "sigue siendo recomendable dar el pecho porque aporta defensas inmunológicas. Estamos preocupados por el deterioro del esperma, pero la solución no pasa por que las mujeres dejen de dar de mamar, sino por evitar la exposición a sustancias tóxicas", añadió.

Fuente: 20minutos.es

Te Puede Interesar