TV

Facundo Arana: "Por respeto al público me quedé un mes más en Farsantes"

El actor explicó las idas y vueltas que hubo durante las grabaciones de la tira de Pol-ka.

Facundo Arana pidió que su personaje saliera antes de Farsantes. El actor explicó con más detalles cómo fue la charla que tuvo con Adrián Suar cuando le explicó que ya no quería seguir en la tira.

"Cuando yo le expuse a Adrián (Suar) que sentía la necesidad de irme le conté mis razones. Adrián me dijo:'Te comprendo, yo haría exactamente lo mismo que estás haciendo vos'. Entonces se lo agradecí, pero me pidió que grabe un tiempo más, y eso era un mes. Y me habló del público. Le respondí que por respeto al público iba a hacer ese mes más", aseguró el actor en una entrevista con Clarín y que reproduce TeleShow.

Además, explicó que mucha gente le pidió que volviera a la historia: "Nunca sentí que quedé rezagado. Sentí que Beto brilló, tanto que la gente me pide a gritos que vuelva. ¡A gritos! Si lo hago es porque mi corazón me dice que vuelva y si mi corazón dice que no vuelva, no vuelvo y se acabó la historia". Finalmente, decidió no regresar a Farsantes, pero destacó que su relación con Suar no cambió después de su salida abrupta de la trama.

Consultado sobre si volvería a trabajar con el mismo elenco de la ficción, contestó: "Todos los días de mi vida me replanteo si tengo ganas o no de cruzarme con determinadas personas. No sólo en lo laboral, sino también en la vida. Está lleno de muy buena gente con la que pegas onda, pero cuando no pegas onda no quiere decir que sean mala gente, simplemente no pegaron onda con uno. Uno no es un billete de cien dólares para gustarle a todo el mundo".

También se refirió a los dichos de Alfredo Casero sobre Julio Chávez: "Esas cosas me hacen temblar, como lo que leí de Casero diciendo algo sobre Julio Chávez. Yo sé que Alfredo sufre mucho esas cosas, los compañeros no tienen que hablar de los compañeros. Tienen que hablar con su trabajo, la gente sabe quién es quién. Hablar de esas cosas es hacer ruido".

Por último, explicó que él es una persona que siempre enfrenta las cosas: "Eso es lo que enaltece o envicia a la profesión. En los premios siempre agradezco y agradezco al público y a mis compañeros. Jamás en mi vida tuve que pedir disculpas por ser soberbio o porque soy lo que puedo. Yo no tengo problemas. No me gusta que me vengan a preguntar a mí por problemas que tienen otros. No sé qué problemas tendrán. Yo me voy a mi casa, tengo tres hijos que criar y muchas cosas que hacer si no la paso bien en un lugar, y en ese lugar no la pasé bien. Nadie dice las cosas como son, todos dicen cualquier cosa, tuitean y nadie dice "hasta acá". Yo con silencio, respondo".

Te Puede Interesar