Acuerdo

Pérez firmó el decreto y para el gobernador el conflicto con la policía está terminado

Hace minutos, el mandatario anunció la rúbrica mediante la red social twitter. De esta manera los efectivos de la provincia percibirán $8.500 a partir de enero.

Para el gobierno de Francisco Pérez, la crisis salarial que lo enfrentó con la Policía provincial, ha llegado a su fin. El gobernador anunció la firma del decreto por el cual se dispone el salario inicial de los efectivos y penitenciarios en 8.500 pesos, tal como propuso este martes. Junto con eso, Pérez aseguró que la fuerza policial “está conforme” con la propuesta realizada, aunque admitió las diferencias internas entre los policías “por no contar con un único representante”, aunque sostuvo, enfático que “si bien hay grupos que no accedieron,  en general, la mayoría, aceptó la propuesta”.

Pérez siguió de cerca toda la negociación con los policías y las repercusiones que tuvo la presentación de la oferta salarial entre los máximos mandos de la fuerza, en un día cargado de versiones, como los anteriores y que los funcionarios describieron como “muy sensible” frente a las imágenes de acuartelamientos, saqueos y desmanes en otras provincias.

“Tenemos que tener orgullo de ser la provincia donde esta crisis se disuadió con diálogo y la firmeza de la policía que reprimió a los ladrones. No hubo autoacuartelamiento ni en los noticieros nacionales su pudieron ver imágenes de Mendoza como sucedió en otras provincias. Esto habla del respeto por las instituciones y de la madurez de la clase política frente a estos hechos”, sostuvo Pérez en la tarde de este miércoles al considerar, una vez más, su convencimiento de que el decreto será aceptado.

Pérez rescató que en Mendoza la policía “nunca abandonó sus lugares de trabajo” y que “siguió cumpliendo con sus funciones y prestando servicios con normalidad”. De acuerdo con el gobernador “no hubo incidentes” y ante aquellos hechos que se registraron, que fueron considerados como intentos de saqueos o robos, Pérez enfatizó que fueron “pequeños”, además de sostener que “no hubo incidentes y se abortaron distintos intentos de pequeños saqueos en estos días” además de que “no se tuvo que lamentar ninguna víctima fatal”.

Para el mandatario, el aumento por decreto “es la única herramienta institucional que tiene un gobernador respecto a las fuerzas de seguridad de la provincia” y fundamentó su certeza de que el conflicto está a punto de resolverse al manifestar que los efectivos apoyaron la oferta porque “así lo hicieron saber todas las comisarias” y evaluó que las diferencias están en “menos de un centenar de agentes y ex agentes de la fuerza, y algunos familiares, que están en desacuerdo”.

También destacó que uno de los voceros de la fuerza, el policía retirado José Otabiano, “explicó que si bien hay grupos que no accedieron,  en general, la mayoría, aceptó la propuesta”. Y destacó, en contacto con este diario, que los supermercados y negocios “hoy abrieran sus puertas con normalidad junto al transporte público de pasajeros que ha realizado sus recorridos en forma habitual”.

Te Puede Interesar