revuelta

Otra persona muerta en Tucumán y ya son 12 las víctimas fatales en el país

El reclamo policial por aumento salarial se extendió por casi todo el territorio argentino: sólo en cuatro distritos no se registraron rebeliones ni saqueos en los últimos días.

Por Sección Nacionales

Doce personas murieron en la última semana tras la ola de revueltas policiales y saqueos que sacudió a casi todo el país. La última muerte confirmada es la de un hombre de unos 30 años que falleció en las últimas horas en Tucumán al ser baleado aparentemente por vecinos que custodiaban un barrio de la periferia Sur de la capital para evitar saqueos, informaron fuentes de la Guardia del Hospital Padilla.

Buenos Aires

Hace una semana, durante las protestas derivadas de un corte de luz que afectó a parte del conurbano tras el temporal del lunes, una persona murió en medio de un intento de saqueo. Lin Zhang Xian, un comerciante chino que intentó evitar a los balazos que saquearan su supermercado en Glew, murió después de que los atacantes volvieran al lugar y lo incendiaran.

Córdoba

En la ciudad capital se desató -hace una semana- el primer reclamo policial. Javier Alejandro Rodríguez, de 20 años, murió tras recibir un balazo en la espalda mientras iba en moto con otro joven por un descampado en el sur de la ciudad. Ambos habrían participado de un robo a una casa de electrodomésticos ubicada allí cerca.

Jujuy

En Perico, 37 kilómetros al sur de la capital provincial, un joven cuya identidad no trascendió murió el domingo en un intento de saqueo a un local de ropa deportiva. Habría recibido un puntazo en medio de un forcejeo entre otro supuesto saqueador y el cajero del comercio. Murió en el acto.

Chaco

En la ciudad de Resistencia, epicentro del reclamo policial en Chaco, murieron cuatro personas. En un intento de evitar un saqueo, el oficial de policía Christian Vera, de 35 años, cayó herido de un balazo. Murió poco después en el hospital. Ricardo Romero, de 23 años, habría intentado entrar a un comercio: fue asesinado por el dueño del local.

El lunes, Carlos Luis Silva y Anabella Ojeda estaban en el lugar donde cayeron Vera y Romero. Según el gobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff, sus muertes "no tuvieron nada que ver con los saqueos".

Tucumán

En la provincia comandada por José Alperovich, la huelga policial se levantó ayer. Un joven murió mientras escapaba en moto con mercadería robada. Otro, de 33 años, murió en el hospital por lesiones con arma de fuego en el abdomen. Un tercero murió por una herida de bala en la cabeza. Y un cuarto, de 30 años, murió al ser baleado aparentemente por vecinos que custodiaban un barrio de la periferia sur de la capital para evitar saqueos. Sus identidades no trascendieron.

Fuente: La Nación

Te Puede Interesar