PARA TENER EN CUENTA

Claves para que la entrevista laboral sea un éxito

Desde la ropa y el maquillaje hasta la actitud... todos los detalles cuentan a la hora de conseguir el trabajo deseado.

Por Sección Sociedad

¿Cuántas veces te pasó? Finalmente te llamaron para esa oportunidad que tanto esperabas: una entrevista para el trabajo de tus sueños. Pero desde que empezaste a preparar la ropa que te ibas a poner hasta el momento en que le estrechás la mano al entrevistador, la verdad es que no tenés la más mínima idea de si estás haciendo las cosas bien o mal.

Cómo presentarse, qué actitud demostrar y qué es lo que hay que decir durante una entrevista de trabajo siempre son temas a tener en cuenta. Claro que no son los únicos: la ropa, el maquillaje y los colores son ítems importantísimos a los que hay prestarles atención.

Se debe tomar una actitud formal desde tanto en el saludo y el lenguaje como en la vestimenta. Lo más recomendable es no dar nada por sentado y que el entrevistado se dé a conocer. Siempre suma hablar de temas más allá de nuestras aptitudes: los hobbies, la familia y cómo es nuestro hogar, son tópicos que no hay que olvidar y nos muestran auténticas.

Siempre debemos responder claramente lo que se nos pregunte. Es útil presentarse como profesional, pero también como ser humano. Demostrá interés, mirá a los ojos de tu interlocutor y todo lo relacionado a los aspectos formales de la empresa preguntalo al final de la entrevista.

¿Qué me pongo?

El look que llevamos es importante para presentarnos ante nuestro empleador o jefe. Una primera buena impresión vale más que mil palabras. Además, es imprescindible determinar cuál es el estilo del lugar al cual asistimos ya que será diferente si se busca trabajo en una empresa o en un ámbito creativo.

La clave es siempre estar impecables sin importar a donde vayamos. Ropa simple, de buena calidad, zapatos relucientes y preferentemente de taco mediano, son los más recomendables. En materia de colores, apostá por el azul, el blanco, el negro y el gris.

Los básicos son salvadores: decile sí a los trench, vestidos a la rodilla, trajecitos, pantalones rectos y tapados clásicos. Y recordar siempre que menos es más.

La importancia del make up

El maquillaje es un gran aliado porque nos ayuda a mostrarnos prolijas, con un rostro fresco y descansado que permite transmitir seguridad.

A la hora de elegir, siempre conviene ir por el camino de lo sutil ya que el maquillaje para este tipo de ocasiones debe pasar desapercibido. Debemos vernos mejor pero el make up no debe ser el protagonista, opacando nuestra cara.

Para un make up de este estilo son ideales las máscaras y delineadores color marrón café ya que enmarcan y definen la mirada de forma suave y sutil. La clave es que resulte un look sentador y un comodín siempre a mano.

Los NO para las entrevistas laborales

  • No interrumpas al entrevistador. Dejá que él dirija la charla.
  • No aparezcas en minifalda, jean ajustado o con un gran escote.
  • No apoyes los codos sobre la mesa, tampoco te inclines en la silla.
  • ¡Cuidado con los excesos de maquillaje! La piel queda acartonada y podés manchar.
  • No hagas movimientos reiterativos en exceso: tocarte el pelo, la cara, comerte las uñas o jugar con un lápiz. Distrae y molesta al otro.
  • No te excedas con los accesorios.
  • No llegues tarde sin aviso ni hables mal de tu empleador anterior.
  • No tutees a tu entrevistador hasta que él te lo pida.
  • No vayas con el pelo desprolijo ni las uñas saltadas.
  • Evitá mirar el reloj: puede pensar que tenés algo más importante que hacer.
  • El no de oro: ¡Apagá el celular! Si te olvidaste y suena, jamás atiendas. Pedí disculpas y apagalo.

Fuente: Ohlala

Te Puede Interesar