Fútbol

River empató con Quilmes e igualó la peor campaña de Ramón Díaz en el club

El 1-1 ante el Cervecero confirmó que el Inicial 2013 fue el torneo que menos puntos sacó el Millo en toda la historia, con el Pelado como entrenador, junto al Clausura 1996.

Por Sección Andino Sports

Lo que se sospechaba se convirtió en una realidad. River igualó con Quilmes 1 a 1, y con ese resultado se confirmó que la del Inicial 2013 es la peor campaña del Millo en toda la historia, con Ramón Díaz como entrenador, junto con la del Apertura 1996.

Por el momento, el equipo de Núñez se ubica en el puesto 16, con 21 puntos, pero Olimpo (18º con 20 unidades, puede pasarlo y dejarlo 17º, si vence este lunes a Colón. Quilmes también suma 21, pero tiene una peor diferencia de gol.

La gran diferencia entre el torneo actual y aquel de mediados de 1996, es que entonces, la floja campaña en el torneo local pasó desapercibida, porque el equipo se dedicó de lleno a la Copa Libertadores, que finalmente alzó después de superar a América de Cali en la final.

En este caso, el equipo conducido por Ramón Díaz no tiene excusas para justificar esta magra cosecha, que de todas formas puede tener un premio casi incomprensible: la clasificación a la Copa Libertadores 2014, en caso de que este miércoles Lanús se corone campeón de la Copa Sudamericana.

El partido fue parejo, aunque Quilmes dispuso de las mejores ocasiones. Pérez Godoy abrió el marcador antes del primer minuto del segundo tiempo. La expulsión de Lema condicionó a los dirigidos por Blas Giunta, que aguantaron como pudieron los embates del un River que iba para adelante sin ideas.

Los propios hinchas cerveceros complicaron a su equipo, ya que cuando faltaban 8 minutos para el final del encuentro se treparon a los alambrados, aparentemente molestos porque a un policía se le escapó una granada de gas lacrimógeno. Eso provocó que el partido se suspenda unos 10 minutos. Cuando se reanudó, Carbonero estableció el 1 a 1 final cuando se jugaba el noveno minuto de adición.

El final volvió a tener tintes dramáticos, cuando los futbolistas de ambos equipos salieron corriendo rumbo a los vestuarios, perseguidos por un grupo de inadaptados que invadió el campo de juego e intentó, sin éxito, robarle la indumentaria a los jugadores.

Fuente: canchallena

Te Puede Interesar