otro aumento...

A pesar de que el gobierno lo prohibió, las empresas de telefonía celular ya aplican subas en sus tarifas

Los aumentos comenzaron a llegar en la factura de este mes y rondan el 12%. Hay quejas de los usuarios. Entrá a la nota y conocé todos detalles.

Por Sección Sociedad

Luego de varios meses de tregua, de idas y de vueltas, la telefonía celular hará su aporte para encarecer aún más, antes de las Fiestas, el costo de vida de los argentinos. Es porque en las últimas semanas millones de usuarios recibieron facturas con fuertes aumentos, que oscilan en torno al 12%. En Personal y Movistar, son subas en planes pospagos que habían sido frenadas por el Gobierno y que ahora, tras las elecciones, se reactivaron. Claro, en tanto, encareció varios planes y Nextel ya está anunciando un ajuste para el próximo año.

En Personal, los incrementos rondaron el 9,1% y se aplicaron a algunos planes con factura y abono que representan el 15,5% de sus clientes, informaron en la firma. Los cambios se habían avisado en diciembre de 2012 y se aplicaron de hecho hace tres meses. Pero tras la intervención del Gobierno, la empresa venía “bonificando” las subas. Este mes, lo que desapareció fue esa bonificación, con lo cual el aumento se hizo efectivo.

Así, un usuario que venía pagando un abono de $ 82,53, este mes recibió una factura por $ 91,21: tuvo un aumento del 10,5%. Otro abono, que estaba en $ 129, pasó a $ 148 (14,7% más). Y otro cliente, que tenía un plan de $ 230,29, ahora deberá pagar $ 240,85.

En Movistar ocurrió algo similar. Había anunciado para septiembre subas en varios planes con factura que, según voceros de la empresa, promediaban el 7%, aunque que en muchos casos llegaban al 12%. Luego de negociar con el Gobierno, la compañía había frenado su aplicación, pero ahora finalmente la reactivó por completo.

Para los clientes con el Plan Control de $ 199, por caso, no variará el valor mensual, pero tendrán que pagar 12% más en el precio de minutos, SMS y datos excedentes. Y otro plan, que antes valía $ 153,70 más impuestos, saltó a $ 172,15.

Claro, por su parte, aplicó aumentos en planes pospagos que superan el 20%. En la empresa se negaron a responder a las consultas de Clarín, pero en las redes sociales los representantes de la firma explicaron que en noviembre “se hizo un reajuste” y que hubo una “actualización en todos los planes que no están vigentes actualmente”.

Según plantearon numerosos clientes en Twitter en los últimos días, la movida provocó que abonos de $ 130 pasaran a costar $ 160 (22% más) o $ 170 (31%). “Me aumentaron de $ 119 a $ 130 y me sacaron Internet ilimitado”, se quejó un usuario. Otro tercero agregó, ofuscado: “Llamé y me confirmaron el aumento. ¿No les parece mucho el 23%?”.

Claro, además, viene de aumentar en agosto 10% el minuto (de $ 3 a $ 3,30) y 21,4% el SMS (de $ 0,70 a $ 0,85) para sus clientes prepagos. Pese a la presión del Gobierno, la empresa no dio revirtió los incrementos. Nextel también mantuvo las subas del 7% promedio que aplicó en septiembre, y confirmó que no habrá otras hasta febrero, cuando planea hacer ajustes del 7 al 17% en planes pospagos.

En agosto, cuando Clarín reveló los cambios, la Comisión de Usuarios de Telecomunicaciones se opuso “categóricamente” a los aumentos, por considerarlos “desmedidos” e incoherentes con “la mala atención”, “la falta de información” y “la insuficiente tecnología instalada”, que causa “interrupciones sistemáticas o falta de señal”.

También el Gobierno había prometido “tomar todas las acciones necesarias” para evitar que los precios subieran “ni medio centavo”, y había tildado los aumentos de “vergonzantes”, por la alta rentabilidad de las empresas y “la mala calidad de los servicios brindados”. Ahora, pasadas las elecciones, las autoridades parecen haber flexibilizado su postura.

Fuente: Clarín

Te Puede Interesar