El tucumano que se infartó en Chile ya está en Argentina