Bowen bajó a Andes a domicilio y sueña con la final