Las Olimpíadas de la Escuela de Agricultura, esa simple razón