En 12 meses, el precio de los combustibles subió por encima de la inflación