Las tensiones entre China y EEUU llevaron a que suba el petróleo