Un Rojo alternativo se quiere copar ante los sanjuaninos