MARCELO TORREZ DESDE BEIJING, ENVIADO ESPECIAL DE MEDIOS ANDINOS
La mina de sales de Potasio, abandonada por Vale, no le interesa a los chinos
Viernes, 15 de noviembre de 2013El tema Vale no sobresalía en la agenda oficial de la misión mendocina en China. Sin embargo, en algún momento se creyó que por las gestiones que se hicieron en las giras anteriores, en esta podría abrigarse alguna esperanza de que creciera el interés chino por intervenir en su resucitación.
Por: Marcelo Torrez - Director General de Medios Andinos

Tras el resonante acuerdo que Francisco Pérez firmó con la constructora CCCC para dar vida a un proyecto de construcción de 6 mil viviendas, con un aporte de financiamiento de los chinos por 400 millones de dólares, el gobernador no pudo seguir con el ritmo de las buenas noticias. Es que este viernes, al ser recibido en el Ministerio de Tierras y Recursos de la república, se encontró con un virtual bochazo, por parte de este país, a la reactivación de la mina de sales de potasio, ubicada en Malargüe y que abandonó a fines del año pasado la minera brasileña Vale.

El tema Vale no sobresalía en la agenda oficial de la misión mendocina en China. Sin embargo, en algún momento se creyó que por las gestiones que se hicieron en las giras anteriores, en esta podría abrigarse alguna esperanza de que creciera el interés chino por intervenir en su resucitación. Pero no fue así. Jiang Jianjun, un director del ministerio, interlocutor de Pérez, le dijo con franqueza que si bien su país consume potasio como fertilizante, hoy el gobierno no lo tiene entre sus prioridades. Pero además lo puso en conocimiento de que mineras chinas, promocionadas oficialmente, administran un yacimiento de potasio en Canadá, también con algunas dificultades, en particular las financieras. Además que ese emprendimiento le ha insumido ya una inversión de 300 millones de dólares.

Pérez llegó a la reunión munido de buena parte de la información documentada que ha venido presentando en esta gira respecto de la provincia. Varios cuadernillos con el potencial económico de Mendoza, algunos power point que desechó utilizarlos ante el ministro, y varias bolsas con regalos, tales como vinos, cajas de frutas secas delicatesen de la provincia y un vino cobijado en una caja de madera autóctona con una hermosa tapa de alpaca. Pero no hubo caso; no logró despertar el interés de los chinos.

En un momento de la reunión ocurrió un imprevisto, uno de los tantos que a lo largo de las muchas presentaciones que vino haciendo en China surgieron: pequeños problemas técnicos y falta de entendimiento entre sus colaboradores frente a lo que necesitaba en las conferencia, lo que tornó las presentaciones algo caóticas y tensas. Estos incidentes, insignificantes, golpearon el humor del gobernador  y lo pusieron al borde de un escándalo cuando al final de la presentación, ya fuera del edificio que había visitado, retó airadamente a su gente maldiciendo por la falta de organización.

Pero no fueron estos asuntejos, anecdóticos y olvidables en algún sentido, los que definieron un no que suena definitivo a que los chinos decidan por ahora comprar todo, parte o busquen asociarse al emprendimiento que dejó Vale en el sur provincial.

Jianjun ponderó el esfuerzo del gobernador por sacar a flote la mina de potasio y también el potencial económico de la provincia, junto a sus bellezas naturales. Se mostró interesado en explorar cualquier otro tipo de negocio de tinte energético e hidroeléctrico y le sugirió a Pérez que participe de la feria de exposición minera que todos los años se realiza en la ciudad de Tianjin, ubicada a una hora de Beijing. Como la de este año ya pasó, le propuso que no deje pasar la oportunidad para que en octubre del 2014 Mendoza se haga presente en tal acontecimiento. “Allí puede presentar a la provincia y sus proyectos y dialogar directamente con las empresas”, le dijo el chino por medio de un intérprete.

Sin embargo, el protocolo chino es sumamente delicado y atento. Jianjun, pese a emitir una opinión negativa al ofrecimiento de Pérez, le prometió que elevará toda la información que le dejó en sus manos el gobernador “para enviarle a las mineras chinas la documentación, porque son ellas en definitiva –le dijo– las que deciden”.

La charla también giró en torno al protocolo de entendimiento que la Argentina ha firmado con China entre las autoridades mineras del país asiático y Jorge Mayoral, el secretario de Minería de nuestro país. “Vamos a firmar, en el marco de ese acuerdo, un mapeo exploratorio del potencial de Mendoza como estamos haciendo con las provincias del noroeste argentino”, resumió Jianjun, luego de que Pérez le hiciera mención a la posibilidad de extender la experiencia con las provincias del norte a Mendoza. Al menos, en términos mineros, el gobernador se quedó con ese consuelo que no es menor, teniendo en cuenta la falta de información que todavía existe en Mendoza sobre su propio potencial.

La suerte cambió con el gigante financiero ICBC

A media mañana, el gobernador se trasladó a la sede central del banco más grande del mundo en este momento, el ICBC. Puntualmente a las 11 de la mañana, hora prevista para ese encuentro y en un monumental edificio ubicado en la zona financiera de Beijing, Gu Shu, el vicepresidente de la entidad, recibió a Pérez junto a tres de sus más importantes colaboradores.

Pérez recibe un presente de parte de Gu Shu del ICBC.


Pérez llegó aquí, además de acompañado por los intendentes Ricardo Mansur (Rivadavia), Mario Abed (Junín) y Roberto Righi (Lavalle), con el gerente regional del ICBC en Argentina, Javier Lupiáñez, a quien hizo sentar cerca suyo. Una vez más habló de las bondades de Mendoza y de las oportunidades que ofrece.

El clima del encuentro fue cordial, ameno. En la atmósfera se confirmó la buena vibra que existe entre este banco y la Argentina. En nuestro país el ICBC abrió la primera sede de envergadura para toda América Latina, mientras tiene en Brasil una oficina y se encuentra a punto de abrir otra en Perú.

El ICBC cuenta con 400 mil empleados en los casi treinta países en los que cuenta con 17 mil sucursales y sólo en su casa matriz de Beijing trabajan 3 mil personas. En Mendoza, el ICBC tiene 13 mil clientes, en su mayoría Pymes, “una de las provincias más importantes de Argentina, que cuenta un desarrollo muy alto y donde tenemos inquietudes de seguir haciendo negocios”, manifestó Shu en su alocución.

Pérez junto a embajador Gustavo Martino, ingresando al ICBC.


En concreto, Pérez consiguió que el ICBC siga atento a la provincia. Porque el banquero manifestó que seguirán destinando fondos para los emprendimientos vitivinícolas que se radiquen en nuestra provincia y que facilitará a los inversores chinos su establecimiento en Mendoza. Así también, el directivo confirmó que para las próximas ferias internacionales de vino, como la que se realizó esta semana en Shanghai, la ProWine, el banco será uno de los sponsor de Mendoza, lo que provocó en Pérez un inmediato agradecimiento.

Por la tarde, el gobernador se reunía con representantes del Banco de Desarrollo chino y por la noche del viernes, tras la cena, se disponía a abordar un vuelo hacia la ciudad de Doha, en Qatar, lugar en donde la provincia pretende abrir una delegación de la provincia para explorar los intercambios comerciales y culturales con este emirato. El martes, Pérez tiene previsto regresar a Mendoza para estar el próximo jueves en Jujuy, provincia que recibirá a todos los gobernadores peronistas para comenzar a discutir la transición hacia el 2015.

¿Estás de acuerdo con el tema?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario