18 años por homicidio simple
En una polémica sentencia, condenaron a Di Césare por el crimen de Julieta González
Miércoles, 11 de septiembre de 2019
Por: Pablo Segura

En una polémica sentencia ventilada este miércoles por la noche en tribunales, la justicia condenó a 18 años de cárcel a Andrés Di Césare por el homicidio de Julieta González, la joven que fue asesinada en setiembre del 2016 y cuyo cuerpo fue hallado a orillas de la ruta7, en Luján de Cuyo.

El tribunal formado por Jorge Coussirat, Mariano Juan y Alejandra Ratto encontró culpable a Di Césare del delito de "homicidio simple", dejando sin efecto los agravantes que había solicitado la fiscal del caso, por la relación de pareja y violencia de género.

De esta forma, el imputado zafó de una condena a prisión perpetua y recibió una pena que lo podría dejar en libertad en unos 10 años.

El fallo generó críticas por parte de los familiares de Julieta González, como así también por la representante del Ministerio Público, quien adelantó que apelará la decisión de los jueces (ver video).

Di Césare, hijo del conocido empresario de transporte, fue condenado por el crimen ocurrido el 21 de setiembre del 2016, día en el que Julieta González desapareció. Su cuerpo fue encontrado recién seis días después. Según las pericias, la joven fue golpeada con piedras y estrangulada.

Las pruebas en contra del joven eran abundantes. Debajo de las uñas de la víctima encontraron ADN suyo, en su auto hallaron manchas de sangre correspondientes a la joven y las pericias al celular y notebook del acusado, determinaron que Di Césare había realizado búsquedas en internet sobre "cómo borrar huellas digitales", "qué sucede con un cuerpo a la intemperie" y "se puede saber quién mató a una persona ahorcada", entre otros tantas.

De acuerdo a la investigación de Ríos, se cree que el ahora condenado atacó a Julieta porque presuntamente estaba embarazada. Esto se desprende de algunas conversaciones por teléfono que tuvo la pareja.

Durante el debate, la fiscal hizo hincapié en los reiterados encuentros que mantenía la pareja, las conversaciones diarias a través de celular y por eso pidió el agravante por la relación de pareja.

En tanto que entendió también que al matarla luego de enterarse de que estaba embarazada, había contexto de violencia de género.

Sin embargo, los jueces no hicieron lugar a este pedido y, en parte, aceptaron lo que requirió la defensa, a cargo de Pablo Cazabán y Fernando Luquez, quienes habían pedido que el imputado sea absuelto o bien condenado por un homicidio simple.

El crimen de Julieta González estremeció a la provincia en setiembre del 2016, debido a que fue una de las tres mujeres que desaparecieron en la primavera de ese año, junto a Janet Zapata y la pequeña Ayelén Arroyo. Las tres fueron encontradas luego sin vida. 

Casualmente, los otros dos casos terminaron con pena de prisión perpetua para los autores: Damián Minati por Zapata y Roque Arroyo por Ayelén.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario