Presupuesto 2020: el Gobierno prevé una inflación del 34% y un dólar a $67
Miércoles, 11 de septiembre de 2019

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, presentará el lunes al mediodía el proyecto de Ley de Presupuesto para 2020, que contempla un crecimiento del PBI de 1% y una inflación en torno a 34% en promedio, sin la reprogramación de la deuda que requiere también la aprobación del Congreso.

Fuentes del Palacio de Hacienda dieron cuenta que este año terminará con una caída en torno a 2,6% del Producto Bruto Interno (PBI), lo que dejará "un efecto de arrastre negativo" de 1% para el año próximo.

Según fuentes del Palacio de Hacienda, el eje central del proyecto de ley será mantener la meta de superávit fiscal primario del 1% del PBI, tal como lo habían definido en el programa con el Fondo Monetario Internacional. Con intereses que rondarían el 3,5% del producto, según el último borrador que trabajaban hasta ayer en Economía, el resultado financiero previsto para el año próximo sería del 2,5% del PBI. Son los datos del proyecto, pero podrían cambiar.  

A su vez, la inflación proyectada se ubicaría en torno al 34% punta a punta y en 43% promedio, mientras que las estimaciones de tipo de cambio rondan $75 a diciembre y $67 en promedio, adelantaron fuentes oficiales. El objetivo fue acercarse lo más posible a las proyecciones del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que prevé un alza de precios diciembre contra diciembre del 38%, un dólar a $87 y una caída de la actividad del 1,1 por ciento.

Respecto del crecimiento de la economía, el Gobierno redujo sensiblemente las estimaciones de 3,5% diseñadas al enviar, a mediados de año, el adelanto presupuestario, como consecuencia del singular cambio de escenario tras el resultado adverso de las PASO. De acuerdo con las expectativas plasmadas en la iniciativa, el país crecerá apenas 1% el año próximo, luego de caer 2,6% en este 2019.

Para que en 2020 haya superávit primario, los ingresos claramente deben crecer por encima de los gastos. Así, de acuerdo con los números preliminares, mientras que los recursos totales se prevé que aumenten 47%, las erogaciones lo harían 36%. Habría entonces una caída del gasto en términos reales de 5 puntos porcentuales, ya que la inflación promedio se ubicará en 43 por ciento.

Salvo los gastos previsionales, que en el caso de las jubilaciones treparían por encima de los precios (40%), el resto del gasto crecería por debajo de la inflación. "Los servicios sociales estarán por encima de la inflación. Los que estarán más afectados son los gastos de capital", afirmó una fuente oficial, al recordar que el Presupuesto 2019 fue de ajuste en ese sentido y que, en principio, continuará en la misma línea. 


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario