Sánchez admite que hay "riesgo" de tener que repetir las elecciones en España
Sábado, 7 de septiembre de 2019

El presidente en funciones del gobierno español, Pedro Sánchez, admitió este sábado que el riesgo de una repetición de las elecciones es cierto, por lo que llamó a los líderes de Unidos Podemos (UP) a dar un paso al frente para desbloquear las negociaciones en el Parlamento.

Sánchez, que intervino hoy en un acto de su partido con funcionarios municipales de toda España, hizo estas declaraciones dos días después de la reunión entre su partido (PSOE) y UP para intentar llegar a un acuerdo de gobierno, que terminó sin resultados, ya que ninguno de los dos grupos se movió de su posición inicial.

El PSOE, con 123 escaños de los 350 que tiene el Congreso, necesita el apoyo de los 42 diputados de UP para que Sánchez sea investido presidente del Gobierno, ya que los liberales de Ciudadanos, con 56 diputados, rechazan cualquier tipo de acuerdo.

UP reclama espacios en el Ejecutivo de coalición para controlar que el PSOE cumpla sus compromisos, pero los socialistas solo están dispuestas a entregar "altos puestos" en algunas instituciones del Estado y ofrecen una "triple garantía" para los acuerdos que puedan alcanzar, según la agencia de noticias EFE.

Sánchez señaló hoy que la "clave" del bloqueo político que desde las elecciones del pasado 28 de abril impide la formación de un gobierno es que los partidos políticos no han asumido "su responsabilidad ni su resultado electoral".

Argumenta que con acuerdos entre PSOE y UP pueden llevar a cabo políticas económicas y sociales, como ya hicieron el último año, en el que el Gobierno socialista contó con el apoyo de Unidos Podemos en el Parlamento.

"Le digo en definitiva a Unidas Podemos que asumamos todos nuestros resultados electorales y nos pongamos a trabajar ya", reclamó Sánchez, quien recordó que el PSOE le saca 81 escaños de ventaja a UP.

El apoyo de Unidos Podemos es el último e imprescindible que necesitan los socialistas para garantizarse el gobierno, después de que los nacionalistas vascos y catalanes (PNV y ERC) mostraran esta semana su disposición a facilitar la investidura de Sánchez.

No obstante, no se trata solo de que Sánchez sea investido presidente en el Congreso, sino de que cuente con apoyos suficientes para desarrollar la legislatura, por lo que el presidente del Gobierno español en funciones ha insistido estos días en que no quiere el apoyo "gratis" de UP para su investidura, sino un compromiso de gobierno, que dé estabilidad política al país, después de meses de interinidad.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario