Lady fierros: cuando te enseñan que debajo del capó no hay un monstruo
Sábado, 24 de agosto de 2019

Uno de los tantos ambientes que sigue copado por hombres tiene que ver con la mecánica y los autos. Las mujeres delegan el ir al mecánico muchas veces porque entrar al taller supone una experiencia desagradable: el clásico calendario en paños menores y la explicación a "quien no entiende nada", por nombras algunas razones.

Alejandra Hartman, fundadora Lady fierros, se crió en un taller mecánico que llevaba adelante su padre, se dedicó al mundo de las empresas y un día dijo: "esto no es para mi", pegó el portazo y volvió al taller de sus amores. Desde allí, brinda herramientas para que las mujeres aprendan y se animen con los primeros auxilios al vehículo, sin tener que depender de un hombre.

"Mi papá tiene su taller hace mas de 50 años, mi casa estaba arriba, nací en ese ambiente y me crié alrededor de autos y herramientas. Uno tiene que procurar ser feliz en lo que hace y sentirse realizado, los trabajos en relación de dependencia o estar en el mundo corporativo tiene su glamour, es muy estresante, tenés que estar al pie del cañón, y las mujeres medida que vamos creciendo en posiciones nos esforzamos el doble o el triple y siempre estamos en la duda", comentó al aire de Todo por la Tarde (90.1 FM Andina).

Al momento de decidir dejar su trabajo y apostar por su pasión fierrera, Alejandra contó que "cuando llegué y probé, me pregunté si era realmente lo que quería, y yo quería independizarme y que si me había ido bien, por qué no aplicarlo para algo mío, sentía la necesidad de dejar algo, otro mensaje a mis hijos de 11 y 12 años. Ellos no entienden si sos gerente o repositor, sino que miden el tiempo en el que están con ellos, me di cuenta que había tomado una buena decisión cuando dicen mi mama es mecánica".

Emprender en el taller fue todo un desafío porque se preguntaba "cómo iba a evolucionar el taller de mi papá, y decía que si me metía en el negocio cómo iba estar, ahí es donde digo cómo es la relación entre la mujer y el vehículo y cómo la industria le habla a la mujer para involucrarme a un lugar que aporte", indicó.

Desde el taller boutique de Alejandra, donde presta servicios de mecánica y al que concurren muchas mujeres, surge Lady Fierros, una comunidad enorme que cada vez tiene más integrantes que se conectan a través de Facebook e Instagram.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA COMPLETA: 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario