femicidio en Las Heras
Admitió haber matado a su mujer de 34 puñaladas y lo condenaron a perpetua
Martes, 13 de agosto de 2019

La Justicia condenó este martes, mediante un juicio abreviado, a Luis Alberto Sosa (59), el hombre que mató de 34 puñaladas a su mujer, Liliana Olguín (49), por celos.

El hecho ocurrió en enero de este año en Las Heras y hoy el imputado decidió admitir su autoría, para luego acceder a un juicio abreviado en el que se impuso la única pena que establece el Código Penal para el delito de "femicidio".

La defensa de Sosa, a cargo de Martín Vergara, había intentado, en audiencias anteriores, hacer pasar el ataque como una emoción violenta, pero la jueza Érica Sánchez siempre avaló la investigación de la fiscal Claudia Ríos. Entonces, acorralado, decidió ahorrar el juicio por jurado y admitió ser culpable.

Lili Olguín, la víctima. Recibió 34 puñaladas en el cuerpo.

El hecho en cuestión ocurrió en la madrugada del domingo 20 de enero de este año, en una vivienda de calle Tres de Febrero al 800, en el interior de barrio Espejo de Las Heras.

Ese día el hombre atacó a la mujer con un machete de fabricación casera. Las posteriores pericias de Científica determinaron que la víctima recibió al menos 34 puñaladas en distintas partes del cuerpo.

Horas después del crimen, la policía detuvo a Sosa, apodado el "Negro", cuando corría desnudo a orillas de la ruta 52, a la altura de la Fábrica Minetti.

La investigación de la fiscal Ríos arrojó datos estremecedores. Es que varias personas allegadas a la familia ratificaron que Sosa era sumamente celoso e incluso aseguraron que había "anticipado" el crimen.

Es que las peleas eran constantes y el hombre le había dicho a los suyos "que iba a matar a su mujer", porque "le había cagado 30 años de vida".

En ese sentido, un testigo dijo que en la Navidad previa al asesinato, Sosa había dicho que "iba a matar a Lili si la veía con otro hombre".

Al parecer, el ahora condenado sospechaba que la mujer tenía una relación con otro hombre y eso fue lo que motivó el sangriento homicidio.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario