buscan al conductor
Atropelló a un policía en medio de un operativo y se fugó en Las Heras
Jueves, 11 de julio de 2019

Un auxiliar de la policía que participaba de un operativo tras el hallazgo de un cadáver en Las Heras, fue atropellado por un auto cuyo conductor se fugó de la escena.

El hecho ocurrió a las 21 del miércoles en Sarmiento y Berutti, cuando el efectivo Diego Jaime Araya realizaba su trabajo al mando de una bicicleta de la fuerza.

El auxiliar patrullaba la zona cuando fue desplazado a una casa en calle Sarmiento al 2500, donde minutos antes habían encontrado el cadáver de un hombre de 80 años.

Esa persona, según las primeras pericias, había fallecido por causas naturales y como llevaba más de 20 días sin vida, su perro había comido partes de su cuerpo.

Si bien a primera instancia no existía delito, la policía y justicia desplegó un importante operativo en la zona, del que participaron funcionarios judiciales, efectivos de Homicidios, Científica y varios móviles policiales, entre otros.

Jaime Araya fue parte de ese procedimiento, pero cuando estaba llegando a la vivienda fue embestido por un auto blanco, que según testigos podría ser un Chevrolet Cronos o Cirtröen C4.

El uniformado quedó tendido en el asfalto con lesiones en ambas piernas y el conductor, lejos de asistirlo, se fugó de la escena.

La víctima fue derivada a la Clínica Francesa, donde quedó internado con politraumatismos en ambas piernas.

La justicia inició una causa en la Oficina Fiscal 5 de Las Heras y ahora la policía busca al conductor del auto que arrolló al efectivo.

Muerte natural

El efectivo atropellado era parte de un operativo tras el hallazgo de un cuerpo en una casa de calle Sarmiento de Las Heras.

Ese hallazgo es investigado por el fiscal Carlos Torres, quien ordenó una serie de pericias para determinar la causa de muerte del anciano.

La víctima en este caso fue identificada como Octavio Tuzi (80), quien llevaba al menos 20 días sin vida. Su hijo, al no tener respuesta suya, fue hasta la casa y encontró el cadáver.

Al cuerpo le faltaban partes y en el lugar había un perro raza bóxer, por lo que se cree que el animal, posiblemente, se alimentó con los restos.

A primera instancia, en el lugar no había ningún indicio para suponer que Tuzi fue atacado por un tercero o que tuvo una muerte violenta. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario