Shell aumentará desde este martes un promedio de 2,1% sus combustibles
Lunes, 1 de julio de 2019

La petrolera YPF aumentó desde la medianoche 2,5% las naftas y 1,75% el gasoil, y lo propio hará desde mañana la empresa Raizen -que opera en el país la marca Shell- con incrementos promedio de 2,1%, informaron las empresas.

Las alzas dispuestas por las dos petroleras de mayor participación en el segmento minorista de combustibles -suman más de 75% del mercado- resultaron morigeradas por la decisión del gobierno nacional de aplicar una parte de lo que correspondería del impuesto a los combustibles líquidos.

Hoy entraron en vigor los nuevos valores impositivos dispuestos por el Palacio de Hacienda, que pasaron de $6,13 a $6,37 por litro de gasoil (debería haber sido $6,85), y de $9,94 a $10,33 por litro de nafta (debería haber sido $11,11).

Las razones del nuevo aumento, de acuerdo a lo expresado por las empresas, responden al incremento durante junio del precio internacional del crudo Brent, el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y de los biocombustibles con los que se cortan las naftas (etanol) y el diesel (biodiesel).

Así quedaron descartadas las especulaciones que se venían realizando en los últimos días en el sector en torno a la posible baja de los precios en las estaciones de servicio, y ratificó la postura de las petroleras de no absorber el costo impositivo y traspasarlo íntegramente a precios.

Con este quinto aumento en el año, los combustibles acumularon incrementos promedio de 15%, de acuerdo a marcas y productos, y en las próximas horas se espera que comuniquen aumentos similares el resto de las empresas como Axion, Puma y Dapsa.

Los nuevos valores de referencia de YPF desde hoy en la ciudad de Buenos Aires son para la nafta súper $43,71; nafta Infinia $50,43; diesel 500 $40,94 y Infinia diesel $47,92.

Los nuevos precios de referencia de Shell, en tanto, serán para la nafta súper $43,91; nafta V-Power $50,93; Fórmula Diésel $42,96 y diésel V-Power $48,92.

En ambos casos, las actualizaciones de precios en surtidores previo a impuestos están por debajo a la inflación estimada de junio, de acuerdo a proyecciones privadas.

Para decidir su política de precios, las empresas toman como referencia los movimientos del precio del crudo internacional tipo Brent, que en junio se incrementó 5,68%; el impuesto a los combustibles, 3,9%; y los biocombustibles, que registraron alzas autorizadas por el Gobierno de 3,5%.

A comienzos de junio, las marcas aumentaron sus productos en un promedio de 1,5% pero en aquel momento la decisión de postergar la actualización tributaria evitó un incremento de otro 1,5%, se estimó oportunamente. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario