gamers
Enojo de los jugadores por los cambios en Call of Duty: Black Ops 4
Viernes, 28 de junio de 2019

Son muchos los juegos que al ofrecer propuestas multijugador se ven obligados a mantener actualizaciones constantes para mantener la actividad de la comunidad. Las actualizaciones han permitido que muchos juegos sigan siendo jugados con el paso de las semanas, pero no siempre son aceptados los cambios que llegan. Según parece, Call of Duty: Black Ops 4 hizo llegar novedades en su última actualización, como fue ?Blackjack's Stashes'. Pero la comunidad no ha recibido con buenos ojos estos cambios en Call of Duty: Black Ops 4, que ya han mostrado su enfado y acusan a Activision de implementar mecánicas pay-2-win.

Según Activision, ?Blackjack's Stashes' es un modo batalla real donde los jugadores pueden desbloquear alijos de armas. En la introducción de Blackjack Stashes en Blackout por parte de Treyarch, hay una cierta restricción que hace que solo puedas usar esa arma si la has desbloqueado desde las Reserves, las cajas de botín de Black Ops 4. Aquí está la explicación de Activision sobre los Blackjack Stashes y cómo funcionan en Blackout.

Expuesto este ejemplo, se puede comprobar que usuarios que quieren ahondar en estos juegos y experiencias multijugador argumentan que la dificultad para obtener las armas estelares es prácticamente imposible. Es el caso del medio mp1st, especialista en juegos multijugador, que se ha hecho eco de esta situación. Es más, es un ejemplo más que permite demostrar que los últimos cambios de Call of Duty: Black Ops 4 no funcionan y han provocado el enfado de los jugadores. Y es que, con todo esto, poder invocar el uso de estos alijos y obtener armas mediante pago, está influyendo directamente en la experiencia de juego.

Obviamente, el malestar de la comunidad se deja ver en los foros y redes, donde llegamos a ver que se acusa a Call of Duty: Black Ops 4 de ser un juego que hace uso de un sistema de micropagos que lo convierte en un pay-2-win. Esto, sin lugar a dudas, es un aspecto y la calificación que podría poner en peligro la continuidad de la comunidad. Se expone un buen ejemplo con el modo Blackout, el battle royale, donde se alude a que el modo siempre ha intentado hacer uso del factor suerte combinado con la propia habilidad del jugador. Pero ahora, con este tipo de iniciativas, aquellos que hacen uso de este tipo de iniciativas, sobre todo pagando, pueden agenciarse armas exclusivas en una partida competitiva. Obviamente, este descubrimiento también hace sospechar que se han cambiado los porcentajes de aparición de esas armas exclusivas como recompensas para favorecer el uso de micropagos.

La realidad es que independientemente de suspicacias, la llegada de estos nuevos cambios a Black Out 4 no han supuesto el cambio positivo que buscaban. Cuando un juego multijugador requiere de contenidos, lo normal es ofrecerlos por un medio que no distinga a los usuarios. Al menos, cuando esos contenidos no forman parte de DLCs de pago y se postula que no se divide a la comunidad por este tipo de contenidos. En una experiencia común, facilitar el acceso a armas y equipamiento que otorga ventajas, mediante el uso de micropagos, es una práctica cuestionable, según publica SomosXbox.

Suponemos que Activision tomará en cuenta estas muestras de enojo, ya que no son pocos los juegos que han caído por acusaciones similares. Muchos recordarán el caso de Star Wars: Battlefront II y las loot boxes, así como el propio Anthem y los problemas que han tenido para conseguir ofrecer determinados items de gran rareza.

Mirá desde aquí todas las notas de la sección "Videojuegos". 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario