en lavalle
Murió una mujer que había sufrido quemaduras tras una pelea con su ex: la Justicia investiga
Martes, 18 de junio de 2019
Por: Pablo Segura

Una mujer de 50 años que había sufrido quemaduras en varias partes del cuerpo tras un confuso episodio con su ex pareja, falleció este martes en el hospital Lagomaggiore.

Se trata de Mirta Beatriz Díaz, de 50 años, quien estaba internada desde el 27 de mayo, cuando llegó al centro asistencial con quemaduras de tipo B y C en rostro, cuello y vías respiratorias.

Por el caso fue detenido su ex pareja, Jonny Divico, quien fue imputado por tentativa de femicidio. Sin embargo, luego fue liberado por faltas de pruebas.

La muerte de Díaz es investigada por el fiscal de homicidios Carlos Torres, en base a lo ocurrido en la mañana de lunes 27 de mayo en la finca Linares, ubicada en la calle Los Álamos, en el límite de Lavalle con Maipú.

Ese día Díaz protagonizó una fuerte discusión con su ex pareja y luego sufrió quemaduras al prenderse fuego utilizando nafta, relataron fuentes judiciales.

Divico fue detenido e imputado por tentativa de femicidio, mientras que la mujer quedó internada en grave estado.

Sin embargo, las pericias que ordenó el fiscal no pudieron señalar, con suficiente certeza, si fue Divico quien roció con nafta y prendió fuego a la mujer. 

Por lo tanto, la Justicia comenzó a analizar la hipótesis del suicidio, creyendo que la propia mujer, en una crisis de nervios por las constantes peleas, habría intentado quitarse la vida.

En base a esto, el fiscal ordenó la liberación de Divico, quien actualmente sigue sujeto a proceso pero en libertad. En tanto que por estos días, la causa es investigada bajo una "averiguación hecho", confirmaron altas fuentes judiciales.

Díaz estuvo varios días en gravísimo estado y cuando parecía que se recuperaba totalmente de esas lesiones, lamentablemente, falleció. A las 10.15 de este martes las autoridades del Lagomaggiore confirmaron su deceso.

En la causa que instruye Torres está la declaración de los hijos de la pareja, quienes hablaron de una relación "complicada, tortuosa y compleja".

Sin embargo, ninguno de ellos pudo acusar con pruebas fehacientes a Divico. Por lo tanto, para Torres no está probada su autoría.

Así las cosas, la causa sigue en etapa investigativa. Claro está, que ahora con la muerte de la víctima, el fiscal deberá reunir otro tipo de pruebas para terminar de definir la situación del sospechoso. 


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario