Nuevas medidas del gobierno nacional para evitar otro apagón
Lunes, 17 de junio de 2019

El Gobierno anunció hoy que limitará en forma "preventiva" la potencia energética de la línea Litoral para "evitar" una nueva falla en el sistema eléctrico como la ocurrida el domingo, y aseguró que toda la red está "funcionando normalmente", pese a que miles de usuarios continuaban sin luz este lunes.

Funcionarios del sector energético brindaron una conferencia de prensa en la que participaron Juan Garade, secretario de Recursos Renovables; Juan Luchilo, subsecretario del Mercado Eléctrico; y Carlos Pereyra, director General de Transener.

Garade admitió que "todavía no tenemos las conclusiones de lo que pasó, continuamos con los trabajos y los análisis profundos para conocer las cusas del corte" que dejó sin energía a todo el país, con excepción de Tierra del Fuego.

El funcionario reiteró que se tardarán dos semanas para obtener los resultados y con ello "pensar las medidas que se pueden tomar para evitar este tipo de situaciones en el futuro".

Luchilo señaló que cortes masivos "existen en todo el mundo y son propios de los sistemas eléctricos".

Consideró que si bien el corte fue "inédito" por su magnitud, recordó que en el pasado ha habido cortes importantes en varias provincias.

Rescató que el proceso de normalización fue "exitoso", al señalar que en tres horas se regularizó la línea del Litoral y gradualmente, en diez horas, el resto del país, "en forma progresiva hasta llegar a la noche con todo el sistema normalizado".

Explicó que "el servicio es normal porque entraron en servicio las máquinas de generación que faltaban" y aseguró que en las próximas horas "todo el sistema va a estar ordenado y funcionando normalmente".

Luchilo informó que "se va a limitar preventivamente la operación del corredor del Litoral para bajar el riesgo y evitar cualquier falla, y se reducirá la potencia máxima permitida".

Dijo que en todo el sistema eléctrico "se va a mantener la estructura operativa hasta tanto se tenga certeza de cuál fue el origen de la falla y se van adaptar los sistemas de control que tiene el corredor (Litoral) para su funcionamiento".

Por su parte, Pereyra señaló que "en el proceso de normalización no hubo problemas con ninguna de las instalaciones más allá de problemas muy puntuales de algún generador o alguna distribuidora".

Pereyra restó chances a la posibilidad de un sabotaje como causa del corte masivo.

Señaló que "dentro de las probabilidades, lo vemos como un problema técnico y no un ciberataque o sabotaje, no hemos encontrado elementos que nos permitan decir eso".

No obstante, dijo que "hasta no tener verificada con certeza del ciento por ciento, nunca descartamos absolutamente nada".

"Hasta que no tengamos una conclusión definitiva chequeada y verificada no descartamos ninguna de las alternativas", señaló.

Más de 10.000 hogares permanecían en la mañana de este lunes sin suministro eléctrico en la Capital Federal y partidos del Gran Buenos Aires, según informó el Ente Nacional Regulador de la Energía (ENRE).

Estos cortes sucedían después de que el domingo una falla masiva en el Sistema de Argentino de Interconexión (Sadi) dejara sin energía eléctrica a toda la Argentina, Uruguay, sur de Brasil y de Paraguay.

La empresa Edenor le precisó al ENRE que a las 09:00 tenía 4.774 usuarios sin suministro mientras que Edesur contaba 5.653 clientes en la misma situación.

Edenor informó al ENRE que 919 usuarios no tenían suministro debido a cortes programados por mantenimiento y obras en los partidos bonaerenses de Hurlingham y Malvinas Argentinas; y los restantes 3.855 eran cortes imprevistos.

También hubo una interrupción en el Servicio de Media Tensión que afectaba a los partidos bonaerenses de Escobar, General San Martín, Malvinas Argentinas, Pilas, Tigre y Vicente López, además de una zona del barrio porteño de Palermo.

Edesur, en tanto, tenía un corte programado por mantenimiento y obras en Lanús Este que afectaba a 381 usuarios.

Esa compañía también registraba interrupciones en el servicio de media tensión que afectaban a Avellaneda, Berazategui, Florencio Varela y Tigre, además de los barrios porteños de Monserrat y San Telmo.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario