Elecciones 2019
Los hermanos Rodríguez Saá protagonizan una pelea histórica por el gobierno de San Luis
Sábado, 15 de junio de 2019

Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, los hermanos que desde 1983 hegemonizan la vida política de San Luis, dirimirán mañana en elecciones para elegir gobernador una larvada disputa signada por denuncias judiciales, impugnaciones y acusaciones personales que determinaron una profunda división en el justicialismo puntano.

En tanto, el ex mandatario y senador Claudio Poggi, cercano al gobierno nacional, buscará romper con el papel de tercero en discordia, y,pese a la disputa que envuelve a los dos hermanos, es quien cuenta, según los análisis previos, con mayores posibilidades de doblegar al actual gobernador.

Alberto Rodríguez Saá, en caso de obtener un triunfo alcanzaría su cuarto período al frente del Ejecutivo de San Luis.

Por su parte Adolfo Rodríguez Saá, actual senador nacional, y presidente de la Nación durante un efímero período de ocho días, en medio de la crisis del 2001, y primer gobernador de la provincia desde la recuperación de la democracia, aspira en estas elecciones a consagrarse por sexta oportunidad como mandatario.

Pero la decisión de Adolfo de presentar en enero de este año su postulación desembocó en una pelea entre ambos dirigentes.

"Esta no es una candidatura contra Alberto, es en favor de San Luis", señaló el ex presidente, pero este anunció no pudo evitar que su hermano impusiera su mayoría en un Congreso del Justicialismo local.

En ese ámbito, se resolvió la expulsión masiva de los delegados que habían respaldo a Adolfo, al entender que como refrendaron la candidatura de otra lista que no era la del PJ habían cometido "una renuncia tácita automática" a las estructuras del partido.

Adolfo ratificó sus intenciones de aspirar a la Gobernación; condenó la actitud de su hermano menor; denunció que perseguía empleados públicos y amenazó con "desatar a una pueblada" si los atropellos contra sus seguidores no se detenían.

En tanto, se produjo una disputa entre ambos por la posesión de una caja partidaria de 14 millones de pesos, y el sector del actual mandatario señalaron a Adolfo y sus seguidores como responsables de incautar esos recursos.

Las Primarias Abiertas y Simultáneas (PAS) debían llevarse a cabo el 21 de abril, pero al comunicar las juntas partidarias de cada una de las fuerzas que no había lemas dispuestos a competir en internas, esa compulsa se suspendió y se habilito el camino hacia las elecciones del 16 de junio.

Las tres fórmulas más competitivas que se inscribieron para participar de los comicios son el Frente Unidad Justicialista de Alberto, el Frente Juntos por la Gente de Adolfo y el Frente Unidos, que lleva como principal candidato a Poggi.

Surgido del riñón del peronismo puntano, Poggi llegó a la gobernación en 2011 bajo el respaldo de Alberto, pero luego se distanció, obtuvo una banca como senador y en la actualidad es un dirigente cercano al presidente Mauricio Macri.

Pese a la disputa que envuelve a los dos hermanos, Poggi es quien cuenta, según los análisis previos, con mayores posibilidades de doblegar al actual mandatario.

El senador denunció que el mandatario se sirvió del aparato estatal para su campaña y desde su espacio presentaron en la justicia electoral para advertir que en camiones y camionetas con logos del gobierno de San Luis se repartieron colchones, chapas, mercadería, frazadas, una práctica violatoria de las leyes electorales.

Ayer, la Justicia Electoral provincial ordenó al gobierno de San Luis que cese "prácticas clientelares" y deje de repartir colchones, frazadas, chapas, camas, ropa y dinero a los electores para pedirles que voten al gobernador,

Una medida similar le fue notificada a la Intendencia de Villa Mercedes, por hacer tareas prelectorales que en este caso promovían el voto a Adolfo Rodríguez Saá.

"El domingo será un día histórico para la provincia porque significará el final para dos enfermos del poder como son los hermanos Rodríguez Saá y se terminarán muchos años de tiranía", remarcó Poggi.

Según datos del Tribunal Electoral de San Luis, un total de 377.673 ciudadanos se encuentran en condiciones de sufragar en las 1.207 mesas que habrá en 234 centros de votación.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario