Expectativas de consumo
Se recuperan las expectativas económicas, revirtiendo la tendencia negativa
Martes, 11 de junio de 2019

El Índice General de Expectativas Económicas (IGEE), que mide la percepción de la población sobre la situación económica y laboral en el país, se recupera respecto en la medición de mayo. Si bien, aún se mantiene en niveles bajos, se registra una variación positiva por segundo mes consecutivo, lo que parece indicar el cambio a una nueva tendencia ascendente.

Los indicadores que impulsan este índice son las perspectivas a futuro, tanto sobre la situación económica general como sobre la situación de empleo y la precepción ingreso personal a futuro. La percepción de la situación económica y de empleo actual se mantienen más estables, con variaciones menos significativas.

"Luego de un primer trimestre con variaciones negativas, abril y especialmente mayo muestran una recuperación del IGEE, que vuelve a posicionarse por encima de los 70 puntos. Si bien este valor sigue siendo bastante bajo, muestra un cambio en la tendencia que denota un mayor nivel de optimismo, anclado en la mejora de las expectativas a futuro". Comentó Julieta Dejean, directora comercial de Kantar.

"Las mejoras en las expectativas sobre la situación económica general y el empleo en los próximos 6 meses pueden estar relacionadas con un mes relativamente estable en relación con el dólar y con algunas noticias positivas, como el menor nivel de inflación y el anuncio de medidas tendientes a favorecer el consumo", agregó Julieta Dejean.

Otro indicador que mejora en mayo es la percepción del momento como apropiado para la compra de bienes durables, que crece 5 puntos respecto de la medición pasada. "Este dato es importante porque se trata de un indicador relacionado con el consumo interno. Va a ser clave darle seguimiento a su evolución en los próximos meses para comprender si las medidas tomadas para incentivar el consumo se traducen en una mejora del humor económico de los argentinos", analizó Dejean.

"Esta mejoría viene precedida de meses muy duros en los que el IGEE se retrajo de forma sostenida. El índice exhibe una tendencia negativa desde diciembre de 2017 y aún se encuentra en niveles históricos muy bajos, por lo cual es preciso ser prudentes antes de afirmar que hay un quiebre definitivo en la tendencia. Igualmente, lo destacable es que hacía más de 1 año y medio que no se registraban dos meses consecutivos con variaciones positivas", concluyó Dejean.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario