el caso no tiene detenidos
El drama de una mujer que fue violada durante un asalto en su casa de Las Heras
Lunes, 10 de junio de 2019
Por: Pablo Segura

Una mujer de 54 años vivió el peor momento de su vida el pasado lunes al ser asaltada y abusada sexualmente en su casa de Las Heras.

La víctima, de quien se reserva su identidad por tratarse de un delito de instancia privada, estaba sola en la vivienda cuando la atacaron tres hombres. La manosearon, la violaron, golpearon, ahorcaron y hasta le quemaron el cuello, entre otras agresiones.

Como si eso fuera poco, le robaron 120.000 pesos y le desvalijaron la casa. Cargaron todos los electrodomésticos en su Ford Eco Sport y huyeron tras estar más de una hora en la vivienda de calle Catamarca.

Shockeada, aún inmersa en una crisis de nervios y a horas de haber salido del hospital, la mujer habló con este diario y contó la pesadilla que le tocó vivir.

"Estaba en mi casa, que tiene rejas por todos lados. Estaba toda cerrada. No sé como hicieron para entrar. Abrieron el portón. Yo estaba lavando los platos. Me apuntaron con un arma en la cabeza y me llevaron a otro sector. Me golpearon, ataron, me ahorcaron y abusaron", explicó la mujer.

Lo que vivió la víctima fue de terror. Tras las agresiones verbales y físicas, comenzaron los abusos sexuales. "Me hicieron muchas cosas feas. Estuvieron una hora en mi casa. No puedo dar detalles, me da vergüenza. No sé si lo voy a resistir", contó, llorando, la mujer.

En medio del ataque, ella se desmayó, pero poco le importó esto a los ladrones, quienes cargaron todos los electrodomésticos en el coche. Incluso, le sustrajeron hasta la ropa y comida de la heladera, detallaron fuentes policiales.

Antes de huir se encargaron de amenazar de muerte a la mujer por si radicaba la denuncia. Y en ese sentido, dejaron en claro que sabían perfectamente lo que hacían.

Es que uno de los delincuentes, el único que actuó a cara descubierta, le dijo que "si hacía la denuncia iba a matar a su hijo profesor", demostrando así que los maleantes tenían datos certeros acerca de la familia, como así también del dinero en efectivo sustraído.

La mujer quedó atada dentro de la vivienda y fue asistida minutos después por un familiar. Sin nada a su alcance, debió abordar un colectivo para ir en busca de asistencia médica. Al chofer le pidió que la llevara a un centro asistencial y el conductor aceptó.

Por protocolo, quedó internada y este miércoles recibió el alta médica. La Justicia investiga el hecho, pero hasta el momento no hay ningún tipo de avance. Incluso, el caso no fue informado oficialmente por las autoridades provinciales.

"La voluntad de Dios se encargará de ellos", sostuvo la mujer, quien además de perder todas sus pertenencias, ahora debe enfrentar una crisis por haber sido ultrajada por tres delincuentes que siguen libres. 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario