La Colina: denuncia penal y situación incierta para trabajadores y acreedores
Sábado, 1 de junio de 2019
Por: Cristian Pérez Barceló

La vieja fábrica La Colina, otrora gloria de la producción industrial mendocina, con asiento en San Rafael vive horas de zozobra y dudas que llegan incluso al extremo de no saber bajo qué mando se encuentra en materia de administración y disposición de bienes.

Al añoso proceso concursal que ha tramitado en los tribunales sanrafaelinos, suma ahora la fuerte decisión de la Justicia de impedirle la salida del país al principal accionista de la sociedad, el empresario Walter De Pellegrin, mientras se investiga una denuncia radicada en una comisaría por Rubén Yanzón, quien se hizo cargo de la Presidencia del Directorio hace apenas 3 semanas, pero a quien se lo intentó sacar de las instalaciones porque su designación fue señalada como irregular y supuestamente devenida en abstracto por una asamblea que lo habría destituido.

Personal de La Colina en Tribunales.

El increíble minué al que se ven sometidos más de un centenar de empleados, decenas de proveedores que no saben cómo cobrar centenares de millones de pesos, alcanzó su máxima expresión cuando Yanzón resistía en la fábrica y el máximo accionista se notificaba en la Fiscalía de la causa en su contra.

A De Pellegrin se lo investigará, al menos por ahora, del delito de desbaratamiento y fraude, según lo que la Fiscalía a cargo de Javier Giaroli ha visto como posibilidad de encuadre prima facie de la conducta que Yanzón le atribuye al accionista y los administradores de La Colina.

La denuncia la radicó en la comisaría Octava asegurando que tiene pruebas para demostrar que el principal denunciado sacó mercaderías por más de 600 millones de pesos.

Pruebas concretas, al menos inicialmente, no se habrían aportado en la causa, por lo que en las próximas horas el fiscal va a ordenar una pericia contable, para la obtención de datos que permitan iniciar una investigación que aclare si hubo mercadería, si fue sacada de la fábrica de forma espuria, y si eso estaba autorizado o no por el tribunal concursal donde se sustancia el proceso seguido por los numerosos acreedores de la firma.

La novedad más impactante en lo judicial para el empresario y los administradores, fue la prohibición de ausentarse del país, aunque todos se mantienen en libertad en tanto se continúa la causa que en las últimas horas del día, llevó a Giaroli hasta la misma fábrica para realizar una serie de medidas de constatación de la seguridad de los elementos que hay en sus instalaciones.

Por su parte, Martín Horacio Reche, contador de La Colina, brindó una entrevista a SITIO ANDINO mientras aguardaban novedades de la Fiscalía y tras presentarse todos los denunciados a saber de qué se los acusaba.

Allí Reche narró cronológicamente lo sucedido en las últimas semanas con la aparición de Yanzón, a la postre, su denunciante.

"El 3 de mayo se presentó el señor Rubén Yanzón con un acta de directorio, diciendo que era Presidente. Por lo que tengo entendido su designación fue de manera irregular porque no hizo la inscripción en la Dirección de Personas Jurídicas, no depositó las garantías que deben depositar todos los directores, y tampoco habían firmado la asamblea que lo designó, todos los accionistas. Entonces, de entrada su designación era irregular".

"Se presentó en la empresa, se lo recibió, empezó a trabajar y tomar algunas decisiones; y algunas cosas muy dudosas, se sospechaba porque no venía con la idea o la orden de que tenía que manejar los valores físicos de la empresa; y él empezó a querer apoderarse de eso, yo me le opuse, y ahí me lo puse en contra", agregó.

Lo que más le llamó la atención a Reche fue que Yanzón "decía que por un tema de seguridad, él tenía que tener esos valores en su camioneta o tenerlos él, entonces le dije qué mejor seguridad que una caja fuerte que la maneja el tesorero y yo; y que para tener acceso a los valores se requiere sí o sí de dos personas, más seguridad de eso no había".

Martin Reche, contador de La Colina, investigado.

"Hablamos de efectivo, valores en cartera, cheques que la empresa utiliza para comprar los insumos que utiliza para fabricar", aclaró.

Pero ahora Reche asegura que Yanzón carece de autoridad en la empresa porque "se hizo una asamblea de accionistas nueva, porque se dieron cuenta de la actitud sospecha de Yanzón, e inmediatamente se decidió revocarle el mandato, que había sido muy corto. Y se atrincheró, se volvió medio loco, se lo notificó con un empleado y no quise irse. Inclusive hoy, que está adentro, no quiere salir. Se dice que hasta quiere confiar en su hermano por sobre la agencia de seguridad que es tercerizada; pero eso hasta hoy se no ha hecho".

"Están todos los papeles presentados de que se lo ha destituido y no se quiere ir. Y en el medio de todo esto, ha radicado una denuncia que es absurda", concluyó el contador.

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario