El fracaso de Cambiemos y una amarga autocrítica radical
Jueves, 23 de mayo de 2019Por Marcelo Torrez.

 El intento más serio y cercano a una autocrítica a fondo por lo que no se logró en estos casi cuatro años en el poder dentro de Cambiemos, la arroja desde que tomara estado público, el documento borrador que los radicales discutirán el próximo lunes en la convención partidaria de Parque Norte, en Buenos Aires.

El radicalismo, que desde el inicio de la alianza con el PRO y con la Coalición Cívica integró la exitosa alianza que ha liderado Mauricio Macri -coalición que se enfrenta por otra parte ante el más que serio riesgo de perder las elecciones de octubre-, nunca encontró espacio para influir seriamente en las decisiones de gobierno. En más de una oportunidad, los radicales pusieron el grito en el cielo y se quejaron de no ser escuchados frente a sugerencias que, según han descrito, apuntaban a salvar la administración antes de que fuera demasiado tarde. Ese momento tan temido, el que advierte que todo lo que se pueda hacer para revertir la caída y la frustración general en la alianza, ha llegado sin dudas para el radicalismo; o al menos para su presidente, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo.

En el borrador que hizo circular el propio Cornejo el miércoles, como antesala de lo que discutirá el partido el lunes, afirma que el más grave error que cometió la UCR en la convención de Gualeguaychú, aquella que aprobó unirse al Pro y a la CC posibilitándoles luego ganar las elecciones del 2015, fue el no haber definido "con precisión" el país que el radicalismo aspira a defender y a construir, "dentro o fuera de cualquier coalición política".

Además de presionar un giro de Cambiemos hacia una sociedad política más amplia y de encomendar a una comisión política a negociar con Macri la posibilidad de someterse a una interna o bien -no lo dice taxativamente pero lo da a entender-, a evaluar la conveniencia de analizar un paso al costado del presidente como aspirante a la reelección o bien discutir la fórmula final quizás con algún representante del partido, el borrador admite que en tres años y medio en el gobierno de Cambiemos "la macroeconomía nunca pudo salir de la compleja situación en la que había entrado en los últimos años de la administración kirchnerista", para agregar que "la fragilidad coyuntural volvió a mostrar vulnerabilidades históricas que hicieron eclosión en el 2018. Ese año cerró con una fuerte recesión, una mega devaluación y una inflación orillando el 50 por ciento. Hoy -afirma el documento radical- la economía se encuentra atrapada y ello siente la mayoría de los argentinos. La pobreza y el desempleo subieron y cada vez más gente siente que le cuesta llegar a fin de mes".

Es cierto que el escrito también se ocupa por destacar lo que, a su entender, el gobierno hizo bien. Allí enumera la recuperación de las instituciones, la independencia de la justicia, el rol del congreso y la vuelta a un sistema de estadísticas oficiales confiables. También se ocupa de mencionar la consolidación de Vaca Muerta, la salida del cepo y la lucha contra el narcotráfico. Pero a toda esa descripción le adosa una reflexión crítica: "Conformarnos sólo con hacer anti populismo es un objetivo demasiado limitado si lo que pretendemos es transformar la Argentina".

Para los radicales, Cambiemos subestimó "las dificultades y sobreestimó las capacidades propias". Todo se ha agravado, afirma el documento: "La desigualdad es el doble y la pobreza es cinco veces superior a la que teníamos en 1974".

Claro que, además, el escrito que hizo divulgar Cornejo, deja ver una velada crítica genérica hacia la sociedad en su conjunto. Es cuando la califica, a la sociedad, de compleja y demandante "lo que es un rasgo positivo", advierte, pero también "desafiante ya que las múltiples y contradictorias exigencias suelen exceder lo que la economía y el Estado son capaces de proveer, desordenándolo todo".

El documento radical, en borrador, logró hacer ruido en medio del contexto político explosivo, y cambiante, que vive la Argentina por estos días. Se ganó un lugar compitiendo con novedades trascendentes: como la crisis de Alternativa Federal ante la salida del espacio de Roberto Lavagna y sus roces con Sergio Massa y la llamativa convocatoria del cordobés Juan Schiaretti a Daniel Scioli y Marcelo Tinelli.

Es que el escrito ha sido recibido en el seno del PRO como una afrenta directa a Macri; como el paso decisivo y concreto de Cornejo para tomar distancia del presidente ante los peligros a los que se enfrentará su propio gobierno en la provincia de Mendoza. Fue, en otras palabras, la confirmación de lo que se sostiene ya le dijo el gobernador al presidente: que como van las cosas y según van apareciendo las circunstancias políticas, Cambiemos pierde el gobierno con Macri como candidato.

"Hoy los argentinos estamos cansados, no sólo de las dificultades actuales. Estamos cansados de historias que se repiten. Cansados de entusiasmarnos sólo para después frustrarnos. Estamos cansados de estar cansados", dice el escrito casi al final, para revelar que el radicalismo "formó Cambiemos con dos objetivos. Uno era estratégico, que era derrotar al populismo. El otro era táctico: recomponer un partido maltrecho en el territorio y el congreso. Por eso Cambiemos fue una alianza electoral y no de gobierno", se lee como antesala para fundamentar que hoy "se precisa construir una coalición superior a Cambiemos, que se enfoque en la gobernabilidad. Hoy lo que necesitamos construir es una coalición de gobierno con reglas claras que indiquen el rol de cada partido".

La lectura del documento conduce a algunas conclusiones en el análisis político de la jugada que mostrará el radicalismo en la convención del lunes. Los radicales ya no están cómodos con Macri, sienten y perciben que van hacia el abismo. Cambiemos sólo se salva si se amplía, pero como ya no hay actores que quieran sumarse, la alternativa más directa es bajar a Macri de la candidatura, o bien enfrentarlo en unas PASO para diferenciarse de él en los pagos chicos, en las provincias (Mendoza es un ejemplo), y en las intendencias que todavía están bajo control.

Tamaño del texto
Comentarios
Norma Raffa
23-05-19 11:05
Excelente analisis Sr Torrez
Tu comentario