Puede ser condenada a perpetua
Juicio por jurado: la Fiscalía pidió una pena menor para la mujer que mató a su marido
Miércoles, 15 de mayo de 2019

Este miércoles comenzaron los alegatos para definir si es condenada Claudia Jaquelina Cortez (49), acusada de un "homicidio agravado por el vínculo" ocurrido el año pasado en Godoy Cruz y cumple la detención con prisión domiciliaria. Podía recibir prisión perpetua pero el represntante del Ministerio Público Fiscal pidiò una pena menor al tratarse de un caso que ocurrió bajo una "circunstancia extraordinaria", en este caso, que la mujer sufrìa violencia de género. Podrìa recibir de 8 a 25 años de cárcel.  

La mujer es juzgada por el homicidio de su marido y padre de sus hijos, Carlos Ernesto Pelayes (48), quien falleció al recibir un puntazo en el pecho, a la altura del corazón el 28 de julio del año pasado en calle México.

Para la fiscalía, representada por Fernando Guzzo, la mujer mató al hombre, nunca avisó que apuñaló, fingió un infarto y hasta lavó la escena del crimen. Por el contrario, la defensa sostiene que Cortez se defendió y por lo tanto pide la figura de "legítima defensa". 

Guzzo expresó en sus alegatos que la imputada es culpable del delito y que tuvo la intención de matar a su marido luego de sufrir por 30 años una situación de violencia de género. "Fue la gota que rebalsó el vaso, quiso decir basta pero esto no justifica que mató a su marido", señaló

También argumentó que la acusada modificó la escena del crimen (mojó el cuerpo) y que no llamó al 911 apenas sucedió el hecho. "Pasaron 50 minutos y hasta una hora y media desde que sucedió el hecho", explicó. 

Además, explicó que no se trató de un caso de legítima defensa porque no actuó racionalmente al igual que el medio empleado utilizado no fue el "menos lesivo". Aseguró que lo podría haber empujado, pegado con una jarra, pedirle ayuda a sus hijos y no apuñalarlo. La pelea surgió porque Pelayes esa noche la había obligado a mantener relaciones sexuales y, ante la negativa de la mujer, comenzó a pegarle.   

Por ese motivo, Guzzo pidiò que la declaren culpable pero por el delito de homicidio agravado por el vínculo pero ocurrido "bajo circunstancias extraordinaria de atenuación", lo que no disminuye la pena. En este caso, si es hallada culpable, podría recibir de 8 a 25 años y no perpetua.

 "Entiendo que la señora Cortez mató a su marido diciendo basta porque estuvo 30 años sometida pero eso no la justifica. Hemos sido objetivos, nosotros no queremos una sanción ejemplar, no buscamos la perpetua de la señora Cortez", manifestó. 

Al mismo tiempo, finalizó "Mató sineod víctima de violencia de género. Les pido solamente que hagamos Justicia".      

Por esa razón, el juez técnico, Aníbal Crivelli, deberá decidir, si el jurado la declara culpable, la cantidad de años que recibirá.

En tanto, los abogados defensores -Carlos Moyano y su colega-, esgrimieron sus argumentos por los cuales entienden que Cortez actuó en legítima defensa porque era víctima de violencia de género. 

Explicaron que estaba inmersa en el círculo de violencia de género sin saberlo, y que por ese motivo seguía con el hombre. "Sintió que las amenazas de muerte iban a ser reales", detallaron. 

Tras escuchar los alegatos, el jurado popular, integrado por seis mujeres y seis hombres, tendrá la difícil tarea de declarar culpable o no a la imputada de manera unánime. Si esto no ocurre, el jurado se declara "estancado" y deberán realizar otro debate. 


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario