LA RESPUESTA DE FACEBOOK
"Romper a Facebook no es la respuesta", la defensa de la compañía.
Lunes, 13 de mayo de 2019
Por: Fernando Lerner - TW @srlerner

El 9 de mayo, Chris Hughes, quien junto a Mark Zuckerberg, co-fundaron Facebook, publicó un extenso artículo en el New York Times  en el que llama a "romper Facebook". Dos días después, Facebook le contestó, también con un artículo de opinión en el mismo periódico.

En este caso la respuesta no la protagonizó Zuckerberg, quien estuvo ocupado reuniéndose en el Palacio de Elíseo con Emmanuel Macron para debatir sobre la regulación de las redes sociales, particularmente sobre un proyecto de ley contra contenidos violentos, que se espera desde el gobierno francés, se apruebe también a nivel europeo.

Al llamado de Hughes de "romper Facebook", quien respondió fue Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales y comunicaciones de Facebook, quien tituló su opinión: "Romper Facebook no es la respuesta", como si estuviéramos frente a un debate televisado con un delay de 48hs entre exposiciones.

"Desmontar nuestra empresa no solucionará lo que está mal en las redes sociales", manifiesta Clegg, refiriéndose directamente a las palabras de Hughes cuando pidió al gobierno norteamericano "romper el monopolio de Facebook y regular la compañía para que sea más responsable ante el pueblo estadounidense."

"¿Cuándo una empresa se vuelve demasiado grande o demasiado exitosa para existir?", pregunta el de Facebook, y agrega, "lo que importa no es el tamaño, sino los derechos e intereses de los consumidores, y nuestra responsabilidad ante los gobiernos y legisladores que supervisan el comercio y las comunicaciones." 

Clegg se encargó de responder a los puntos fuertes que manifestó el ex Facebook en el primer artículo, insistiendo con la idea que "grande en sí mismo no es malo" y que "el éxito no debe ser penalizado."

Las explicaciones insisten en reforzar la idea que la desmantelación de Facebook como monopolio no es la solución, "los desafíos a los que alude, incluidas las interferencias electorales y las garantías de privacidad, no se evaporarán al romper Facebook", explica Nick Clegg, que considera que esto se logra con "recursos significativos y nuevas reglas sólidas." 

En el artículo, Clegg menciona la cantidad de empleados que tiene la compañía en todo el mundo (38.000) y saca a relucir lo orgullosos que están del impacto positivo que tiene el uso de sus plataformas en las pymes.

Facebook también habla de su responsabilidad y la necesidad que exista una mayor regulación, "con gran éxito viene una gran responsabilidad. Si bien operamos con más regulaciones ahora que en cualquier otro momento en la historia de la compañía, creemos que se debe hacer más." 

Y agrega, "creemos que los gobiernos deben hacer que las reglas sean coherentes con sus propios principios, no con las de empresas privadas como Facebook."

Parte del artículo, es un checklist mencionando las acciones de Facebook hacia adentro y hacia afuera de la misma contra los mensajes de odio, las fakenews, el terrorismo y protegiendo los datos de sus usuarios; no debemos olvidar que Zuckerberg viene dando explicaciones hace tiempo a los gobiernos europeos y a la comunidad por fallos en su privacidad y la exposición de datos de millones de usuarios; la bomba estalló con el escándalo de Cambridge Analytica (2016). 

También responden a las palabras de Hughes cuando lo considera (a Facebook) un monopolio sin posibilidad de competencia alguna, "el primer malentendido es sobre el propio Facebook y la dinámica competitiva en la que operamos. Somos una gran empresa formada por muchas piezas más pequeñas. Todos nuestros productos y servicios luchan por los clientes. Cada uno tiene al menos tres o cuatro competidores con cientos de millones, si no miles de millones de usuarios", escribió Clegg.

Y agrega, "en este entorno competitivo, es difícil sostener la afirmación de que Facebook es un monopolio. Casi todos nuestros ingresos provienen de la publicidad digital, y la mayoría de las estimaciones dicen que la participación de Facebook es aproximadamente el 20 por ciento del mercado de publicidad en línea de los Estados Unidos, lo que significa que el 80 por ciento de todos los anuncios digitales se producen fuera de nuestras plataformas."

Ya sobre el final del artículo, el vicepresidente de asuntos globales y comunicaciones de Facebook escribió "Cualquiera que esté preocupado por los desafíos que enfrentamos en un mundo en línea debería ver cómo obtener las reglas de Internet correctamente, no desmantelar a las compañías estadounidenses exitosas.







Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario