ZUCKERBERG EN LA MIRA
Chris Hughes, ex socio de Zuckerberg: "Es hora de romper Facebook"
Jueves, 9 de mayo de 2019
Por: Fernando Lerner - TW @srlerner

Chris Hughes, quien junto a Mark Zuckerberg, co-fundaron Facebook, publicó este jueves por la mañana un extenso artículo en el New York Times en el que llama a "romper Facebook".

"Han pasado 15 años desde que cofundé Facebook en Harvard, y no he trabajado en la compañía en una década. Pero siento una sensación de ira y responsabilidad", escribió. 

El actual asesor principal del Instituto Roosevelt describe la serie de problemas y escándalos que tuvo Facebook en los últimos años desde Cambridge Analytica y se refiere a Zuckerberg como una persona "buena y amable".

Sin embargo, el mismo Hughes expresa que está enojado "porque su enfoque (el de Zuckerberg) en el crecimiento lo llevó a sacrificar la seguridad y la civilidad por los clics. Y me preocupa que Mark se haya rodeado de un equipo que refuerce sus creencias en lugar de desafiarlas."

En el artículo, Hughes pide al Gobierno estadounidense "responsabilizar a Mark (Zuckerberg)". "Durante demasiado tiempo, los legisladores se han maravillado con el crecimiento explosivo de Facebook y han pasado por alto su responsabilidad de garantizar que los estadounidenses estén protegidos y que los mercados sean competitivos". 

"El poder de Mark no tiene precedentes y es antiamericano. Es hora de romper Facebook" 

Hughes se refirió también a los inicios de Facebook, la búsqueda de dominación en el mercado y la competencia con, por ese entonces, rivales como MySpace. 

"Más de una década después, Facebook ha ganado el premio de dominación. Tiene un valor de medio billón de dólares y ordena, según mi estimación, más del 80 por ciento de los ingresos de redes sociales del mundo. Es un poderoso monopolio, que eclipsa a todos sus rivales y borra la competencia de la categoría de redes sociales", escribió Hughes.

"Lo que comenzó como un entretenimiento alegre se ha convertido en la forma principal en el que las personas de todas las edades se comunican en línea."

El co-fundador de Facebook se manifiesta preocupado por el monopolio que controla Facebook y lo que implica esta dominancia.

"Incluso, cuando las personas quieren abandonar Facebook, no tienen ninguna alternativa significativa, como vimos tras el escándalo de Cambridge Analytica. Preocupados por su privacidad y sin confianza en la buena fe de Facebook, los usuarios de todo el mundo comenzaron un movimiento de Eliminar Facebook. Según el Pew Research Center, una cuarta parte eliminó sus cuentas de sus teléfonos, pero muchos lo hicieron solo temporalmente."

Y agregó, "el mayor error de la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés), fue permitir que Facebook adquiriera Instagram y WhatsApp (...) La adquisición de Instagram garantizó que Facebook mantendría su dominio en las redes de fotos, y WhatsApp le dio una nueva entrada a la mensajería móvil en tiempo real. Ahora, los fundadores de Instagram y WhatsApp han dejado la compañía después de chocar con Mark por su gestión de sus plataformas."

"Cuando no ha adquirido su camino hacia el dominio, Facebook ha utilizado su posición de monopolio para excluir a las empresas competidoras o ha copiado su tecnología."

Huges remarca el poderío de Zuckerberg sobre la comunicación de las personas, "no hay precedentes de su capacidad para monitorear, organizar e incluso censurar las conversaciones de dos mil millones de personas."

Hacia el final del artículo, Chris Hughes remarca la necesidad de que el Gobierno estadounidense actúe, "es posible que Mark nunca tenga un jefe, pero necesita controlar su poder. El gobierno estadounidense debe hacer dos cosas: romper el monopolio de Facebook y regular la compañía para que sea más responsable ante el pueblo estadounidense."

Y suma, "Facebook debe ser separado en múltiples compañías. La FTC, junto con el Departamento de Justicia, debe hacer cumplir las leyes antimonopolio deshaciendo las adquisiciones de Instagram y WhatsApp y prohibiendo futuras adquisiciones durante varios años."

Hughes da lugar a diferentes puntos de vista sobre las consecuencias que acarrearía la ruptura del monopolio Facebook. Sin embargo, aclara que "el costo de romper Facebook sería casi nulo para el gobierno, y muchas personas podrían ganar económicamente." 

"Pero los mayores ganadores serían los estadounidenses. Imagine un mercado competitivo en el que pudieran elegir entre una red que ofrecía estándares de privacidad más altos, otro que costara una tarifa para unirse pero que tuviera poca publicidad y otro que permitiera a los usuarios personalizar y modificar sus feeds según lo crearan. Nadie sabe exactamente lo que ofrecerían los competidores de Facebook para diferenciarse. Ese es exactamente el punto." 

Hacia el final del manifiesto, Hughes entiende que si no se toman medidas, el monopolio de Facebook seguirá afianzándose, "con gran parte de las comunicaciones personales del mundo a la mano, puede extraer esa información para patrones y tendencias, lo que le otorga una ventaja sobre los competidores en las próximas décadas." 

Y deja claro que, para él "romper Facebook no es suficiente", sino que se requiere una nueva institución facultada por el Congreso estadounidense para regular a las empresas de tecnología, y que su prioridad sea proteger la privacidad."


 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario